Las dos Coreas desfilarán bajo la misma bandera en los JJ.OO. de Invierno

Ambos países han acordado también enviar un equipo conjunto de hockey femenino sobre hielo. Los juegos se iniciarán el 9 de febrero en Pyeongchang, Corea del Sur.

Los deportistas olímpicos de las dos Coreas desfilan bajo la bandera unificada durante la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Sídney 2000, en el Stadium Australia.

Corea del Norte y Corea del Sur han pactado marchar juntas bajo la bandera unificada durante la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno de este año. La competición arrancará el próximo 9 de febrero en la ciudad surcoreana de Pyeongchang y ambas naciones unirán sus equipos de hockey femenino.

La decisión se ha tomado durante las negociaciones transcurridas en Panmunjom, localidad situada en la zona desmilitarizada de la frontera. Asimismo, el Comité Olímpico Internacional (COI) ha anunciado oficialmente la participación de 22 deportistas de Corea del Norte, que competirán en tres deportes y en cinco disciplinas. Los primeros representantes de la delegación norcoreana llegaron el 25 de enero por una ruta terrestre normalmente cerrada, en las proximidades de la ciudad fronteriza de Kaesong.

“Debemos reducir las tensiones militares para crear un entorno pacífico”, anunció Kim Jong-un.

Además, Pyongyang mandará a los juegos una delegación de más de 500 personas, entre atletas, artistas, animadores y funcionarios. De acuerdo con la agencia surcoreana Yonhap, Corea del Norte enviará 230 porristas –animadoras de eventos deportivos–, 140 músicos de orquesta y 30 atletas de taekwondo, además de 150 deportistas que competirán en los Juegos Paralímpicos de marzo. La principal orquesta norcoreana, Samjiyon Band, tocará en el país vecino durante las Olimpiadas de Invierno.

Los acuerdos entre ambas Coreas se iniciaron después de que el líder norcoreano, Kim Jong-un, propusiera a Seúl la reconciliación en un mensaje de Año Nuevo. “Debemos reducir las tensiones militares para crear un entorno pacífico”, anunció.

Corea del Norte ha decidido retomar los acuerdos de tregua que comenzaron en Sídney 2000, cuando ambas naciones desfilaron juntas en el acto de apertura, y que se repitieron en Atenas 2004 y en los juegos invernales de Turín 2006. Previamente, Pyongyang boicoteó los Juegos Olímpicos de Seúl 1988 –pese a que en un inicio se ofreció a ser sede de algunas pruebas de tiro con arco, tenis de mesa, voleibol, ciclismo y fútbol, propuesta que fue rechazada por el COI–, así como los juegos de Los Ángeles 1984, junto con otras naciones del Bloque del Este, encabezadas por la Unión Soviética.

Una tregua cuestionada
No obstante, el acuerdo entre ambas Coreas no ha sido recibido con mucho entusiasmo ni en Corea del Sur, ni entre algunos de sus aliados. Tanto el entrenador del equipo de hockey surcoreano como algunos de los principales periódicos del país han expresado su malestar por la posibilidad de un equipo unido. Así pues, consideran que la unión con Corea del Norte podría perjudicar las posibilidades de obtener una medalla para Seúl.

“No es el momento de aliviar la presión o recompensar a Corea del Norte”, aseveró el ministro de Asuntos Exteriores de Japón.

Según medios de comunicación surcoreanos, decenas de miles de personas han firmado peticiones en línea para presionar al presidente del Gobierno, Moon Jae-in, a que retroceda en la decisión de presentar un equipo conjunto de hockey sobre hielo.

El ministro de Asuntos Exteriores de Japón, Taro Kono, ha asegurado que el mundo no debería estar “cegado por la reciente ofensiva de encanto de Pyongyang”. “No es el momento de aliviar la presión o recompensar a Corea del Norte. El hecho de que Corea del Norte se involucre en el diálogo podría interpretarse como una prueba de que las sanciones están funcionando”, aseveró.

Corea del Norte y Corea del Sur se encuentran virtualmente en guerra desde 1948. Las conversaciones entre ambas naciones tienen lugar después de dos años de silencio, marcados por pruebas nucleares de Pyongyang y simulacros de invasión por parte de Seúl y Washington. Si finalmente se cumplen los planes, será el primer equipo deportivo coreano unificado en 27 años, desde los torneos mundiales de tenis de mesa y el Campeonato Mundial Juvenil de fútbol en 1991.