Las Damas de Blanco vuelven a la UFV

Cuestionan la estabilidad del Gobierno cubano y su sostenibilidad

Berta y Denia Fernández, dos Damas de Blanco exiliadas en España, y Freisa Batista, miembro de la Plataforma Femenina Cubana, acudieron el pasado 3 de octubre, por segunda vez, a la Universidad Francisco de Vitoria. Fue una conferencia moderada por Javier Gil, profesor de Relaciones Internacionales. Las tres trataron temas como la reforma constitucional que el Gobierno cubano pretende llevar a cabo o la insostenibilidad del país.

Las tres participantes afirmaron buscar un punto común: “la democratización de Cuba”. Denia Fernández habló de la cantidad de Damas de Blanco que han sido detenidas en lo que va de año y de los métodos que utiliza el Gobierno para disuadirlas de su lucha, como la cancelación de trabajos o el acoso a familiares, entre otros. También, expusieron imágenes de Berta Soler, dirigente de las Damas de Blanco en Cuba, quien fue brutalmente agredida el 30 de septiembre, cuando como cada domingo fue a manifestarse de forma pacífica.

El evento, que duró 90 minutos, también contó con la participación de un grupo de opositores exiliados y de estudiantes. Además, se comparó la transición española con la situación actual cubana y se debatió sobre la memoria histórica y las consecuencias que puede haber si se eliminase todo rastro de historia.

“La soberanía le pertenece al pueblo, que es de quien emanan todos los poderes”

Las Damas de Blanco hicieron un llamamiento a las potencias mundiales para que de verdad ayuden en la situación cubana, que ha llegado a provocar la bancarrota del país. Consideran que los apoyos hasta ahora han sido insuficientes, aunque también afirman que una inversión extranjera sería muy compleja, debido a la gran diferencia de clases sociales que existe.

Cambio de gobierno

Desde que comenzó la dictadura en Cuba, ha habido numerosos cambios de Gobierno. El país ha pasado de la dinastía castrista a Miguel Díaz-Canel. En Estados Unidos, ya no es Barack Obama quien gobierna, sino Donald Trump.

Con la llegada de Trump, se cerraron las negociaciones con Cuba que se habían abierto durante la época de Obama. Sin embargo, hay ciudadanos prefieren que un presidente sea pasivo frente al país a que no reconozcan a los demás participantes en la política cubana. Por ello, aplauden la actitud de Obama cuando visitó Cuba, puesto que se hizo una foto no solo con el entonces presidente, Raúl Castro, sino también con los líderes opositores.

Las Damas de Blanco hablan de una debilidad del Gobierno, puesto que no ven lógico por parte del presidente, según la política llevada a cabo hasta ahora, la necesidad de una reforma constitucional. Definen al régimen como “frágil, inmovilista e insostenible”.