Ante el periodo de elecciones que comenzará el próximo mes de mayo, varios gobiernos han creado oficinas de lucha contra la desinformación. A esta tendencia se suma la Unión Europea, que ha inaugurado “el nuevo Sistema de Alerta Rápida de la UE para combatir la desinformación”, según anunciaron el pasado viernes. “Es fundamental que trabajemos juntos para contrarrestar a aquellos que tratan de manipular nuestras elecciones”, sentenció a través de su cuenta de Twitter, el pasado lunes, el comisario europeo de Seguridad, Julian King.

La Comisión Europea está intensificando su lucha contra la desinformación y la circulación de noticias ante las elecciones de mayo de 2019. Para que ayuden en esta tarea, han pedido a todos los participantes, especialmente a las grandes plataformas como Google, Facebook y Twitter, pero también a políticos y a las autoridades públicas, que aumenten sus esfuerzos.

“Es fundamental que trabajemos juntos para contrarrestar a aquellos que tratan de manipular nuestras elecciones”, sentenció Julian King, comisario europeo de seguridad. 

La Unión Europea ha informado también de que se destinarán varios millones de euros a esta lucha, especialmente en las plataformas de Internet. Gobiernos como el español han promovido, a su vez, una unidad contra la desinformación, entendida esta como “información verificable falsa o engañosa que se crea, se presenta y se difunde para obtener beneficios económicos o para engañar intencionalmente al público, y puede causar daños al público”.

En su batalla contra las fake news, la Comisión ha pedido a las grandes plataformas de comunicación, suministrar “información de una forma más sistemática” para verificar el sistema de anuncios y “para comprender mejor la efectividad de las acciones tomadas contra los robots y las cuentas falsas”.

Twitter, Facebook y Google firmaron un acuerdo de conducta, el pasado septiembre, en el que se comprometían a combatir la desinformación en línea en Europa. En este código, Facebook “se compromete a cumplir los objetivos del Código de Prácticas de la UE sobre Desinformación. Para cumplir con los objetivos del Código de Práctica de una manera real y efectiva, el signatario relevante se compromete a cumplir con los compromisos específicos que firma en la siguiente lista”, según informes de la Comisión.