La prensa sufre agresiones en las manifestaciones en Ecuador

Se reportaron 138 ataques a periodistas durante los 12 días de protesta.

Las protestas en Ecuador en contra de la eliminación de los subsidios a la gasolina también afectaron a la prensa. Durante los 12 días de disturbios, numerosos periodistas fueron agredidos, tanto físicamente como a través de las redes sociales.

El primer día de protestas, Servimedios reportó un total de 16 periodistas agredidos, principalmente en la capital. Entre ellos, se conoce el caso del fotógrafo Julio Estrella, quien fue pateado y rociado con gas lacrimógeno por un grupo de policías, mientras sus compañeros intentaban ayudarlo y gritaban: “¡Somos de la prensa, miren las credenciales!”. Ese mismo día, el periodista Freddy Toapanta fue atropellado por un taxista mientras intentaba hacer una transmisión en vivo con la reportera Fernanda Cevallos.

El miércoles 9 de octubre, equipos de prensa tuvieron que buscar refugio en un aparcamiento después de que varios manifestantes les tiraran piedras y amenazaran con arrastrarlos. Varios reporteros reportaron también el robo de sus equipos.

Uno de los ataques más graves reportado por Servimedios se llevó a cabo el jueves 10 de octubre, cuando el periodista Freddy Paredes recibió una pedrada en la cabeza al salir de una concentración del movimiento indígena.

En los 12 días de duración de las protestas, Servimedios contabilizó un total de 116 agresiones a medios y periodistas, de las cuales 61 fueron agresiones físicas, 13 agresiones verbales, 11 casos en los que se impidió la cobertura, ocho detenciones y 20 casos de ataques a medios de comunicación, entre otros.

Estas protestas culminaron después de que el presidente de Gobierno, Lenin Moreno, permita la creación de un nuevo decreto que derogue al anterior y devuelva el subsidio a la gasolina. En esta reunión estarían presentes representantes del movimiento indígena, que hasta ese momento lideraba las protestas; una delegación de la ONU y Gobierno.