La ONU denuncia violaciones de los Derechos Humanos en Turquía

El informe de Naciones Unidas muestra los abusos cometidos contra la población kurda.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha denunciado las “violaciones” de los Derechos Humanos producidas en Turquía contra la población kurda.

Según el informe elaborado por el Alto Comisionado, han fallecido unas 2.000 personas y hasta 500.000 se van visto forzadas a desplazarse en el periodo comprendido entre julio de 2015 y diciembre de 2016.

En él, acusa a las fuerzas del Gobierno de Ankara de hacer un uso “excesivo de la fuerza”, así como de bombardear con “artillería pesada y tanques en zonas densamente pobladas”, en la región sudeste del país, de mayoría kurda.

El documento explica, además, las supuestas torturas, asesinatos, desapariciones, violencia sexual contra las mujeres y niños, expropiaciones ilegales, incitación al odio y negación del acceso a comida, agua y cuidados médicos.

El alto comisionado de la ONU, Zeid Ra’ad Al Hussein, se ha mostrado muy preocupado por la situación de Turquía. “Estoy particularmente preocupado porque no se ha iniciado ninguna investigación creíble sobre el supuesto asesinato de cientos de personas, incluyendo mujeres y niños en un periodo de 13 meses, entre julio de 2015 y agosto de 2016”, ha declarado. “Sobre todo porque no se ha detenido ni procesado a nadie por estos crímenes”, ha agregado Al Hussein.

Este informe explica, por ejemplo, el asesinato de 189 personas en Cizre, donde estuvieron atrapadas sin recursos de supervivencia para luego ser atacadas con armamento pesado.

Además, la ONU ha denunciado la falta de transparencia del Gobierno turco, así como su negativa a que expertos independientes investiguen estos casos y rastreen las zonas afectadas. Para realizar este informe, la organización internacional tuvo que emplear satélites, y comprobar cómo había barrios arrasados en el sudeste de Turquía.