Hollande no se presentará a la reelección

El presidente francés será el primero que no revalide sus políticas en unas elecciones desde el inicio de la quinta república. La decisión abre las puertas al primer ministro Manuel Valls.

François Hollande no presentará su candidatura a las elecciones francesas de 2017. El presidente galo se convierte así en el primero de la quinta república que no defenderá en unas elecciones el balance de su primer mandato. Con una intención de voto inferior al 10%, el socialista tampoco será candidato a las primarias de su partido.

“Hoy soy consciente de los riesgos que llevaría consigo una decisión que no uniría ampliamente. Por ello he decidido no ser candidato a la elección presidencial, a la renovación de mi mandato”, confesó este jueves Hollande desde el Elíseo.

“Soy consciente de los riesgos que llevaría consigo una decisión que no uniría ampliamente”, comentó Hollande.

La decisión del presidente galo abre la puerta a su brazo derecho en el Gobierno. Tras este anuncio, se prevé que su primer ministro, Manuel Valls, declare su candidatura a las primarias de la izquierda, que se celebrarán el 22 y 29 de enero.

El primer ministro no lo tendrá fácil para ser el candidato de su partido. El exministro de Economía de Hollande, Arnaud Montebourg, de 54 años, fue el primero en formalizar su candidatura. En los próximos días se esperan la oficialización candidaturas como la del ex ministro de Educación Benoît Hamon y de la exministra Marie-Noëlle Lienemann.

Las primarias de la izquierda contará con numerosos candidatos como Manuel Valls o Arnaud Montebourg.

Jean-Luc Mélenchon, quien obtuvo 11% de los votos en la primera vuelta de los comicios presidenciales de 2012, se presentará a las presidenciales por su cuenta, sin pasar por las primarias.

Las elecciones francesas de 2017 se presentan como las más concurridas de la historia reciente. La derecha francesa celebró los pasados 20 y 27 de noviembre sus primarias, en las que se alzó el ex primer ministro François Fillon tras derrotar al también ex jefe de gobierno Alain Juppé con el 66,5% de los votos en la segunda vuelta. Ante una izquierda dividida, Fillon se postula como un serio candidato a ser el próximo presidente en una segunda vuelta junto a la líder del Frente Nacional (FN), Marine Le Pen.