El actual primer ministro holandés, Mark Rutte, del partido liberal VVD, ha ganado las elecciones celebradas este miércoles en Países Bajos. Rutte logra 33 escaños de los 150 en juego, y sobre todo, frena al populista Geert Wilders.

Mark Rutte necesita llegar a los 76 escaños para formar Gobierno, por lo que tendrá que pactar con otros partidos.

Mark Rutte necesita llegar a los 76 escaños para formar Gobierno, por lo que tendrá que pactar con otros partidos. El Partido por la Libertad (PVV), de Geert Wilders, ha obtenido 20 escaños y se convierte en el más importante de la oposición si, como está previsto, no entra en el Ejecutivo.

Los democristianos de la CDA y los liberales progresistas de D66 han quedado empatados en el tercer puesto, con 19 diputados cada uno y una subida de seis y siete escaños, respectivamente.

El actual primer ministro pierde ocho escaños, mientras que Wilders obtiene cinco más.

Rutte, líder de la formación liberal de derechas VVD, pierde ocho escaños, mientras que Wilders obtiene cinco más que los conseguidos en las anteriores elecciones. Los grandes perdedores de estas elecciones son los laboristas del PvdA, que se dejan hasta 29 escaños y se quedan con solo nueve diputados.

Los grandes beneficiados son los verdes de GroenLinks, un partido que hasta hora tenía cuatro representantes, pero que en estas elecciones sube hasta los 14. El partido antirracista DENK entraría por primera vez en el Parlamento, con una representación de tres diputados.