Imagen: Wikimedia Commons.

La visita de los reyes de España a Argentina se inició, el pasado domingo, de forma accidentada. Felipe y Letizia debieron esperar una hora a bordo del avión, en el aeropuerto metropolitano Jorge Newbery de Buenos Aires, porque no se disponía de una escalera adecuada para la altura del avión. Superado este imprevisto, ambos fueron recibidos con honores por Jorge Faurie, ministro de Relaciones Exteriores argentino y Josep Borrell, su homólogo español, además de los embajadores de Argentina y España, Ramón Puerta y Javier Sandomingo, respectivamente.

Los reyes tienen una apretada agenda oficial, que incluye actos y eventos en la capital rioplatense, así como el traslado a la ciudad de Córdoba para la inauguración del Congreso Internacional de la Lengua Española. La visita de Estado, implica un nuevo respaldo de España a la apertura comercial emprendida por Argentina desde la llegada de Mauricio Macri a la Presidencia en 2015.

“España ha apostado siempre por Argentina, incluso en las coyunturas más difíciles, y lo seguirá haciendo”, afirmó el Rey.

Estas relaciones se habían visto afectadas durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, a causa de su nacionalismo económico y la expropiación de la compañia YPF (Yacimientos Petrolíferos Fiscales), empresa en la que la española Repsol tenía participación, entre otras medidas que afectaron a las empresas españolas, e hicieron que España dejase de ser el primer inversor en Argentina, pasando de ser el 31% de la inversión extranjera del país en 2006, al 18% en 2015, último año de gobierno de Kirchner.

La agenda oficial
Los reyes participaron este lunes en una ofrenda ante el monumento del general San Martín, seguida por una ceremonia de bienvenida oficial en Casa Rosada, donde fueron recibidos por el presidente Mauricio Macri y la primera dama, Juliana Awada. Después de las reuniones, participaron de un almuerzo privado en la Quinta de Olivos, la residencia presidencial. Además, el Rey se reunió con representantes del poder legislativo y judicial en el Senado y la Corte Suprema de la Nación Argentina.

“Los mejores socios” que tiene Argentina son los españoles, destacó Mauricio Macri.

Durante la noche, Macri y Awada ofrecieron una cena de gala en el Centro Cultural Kirchner, a la que asistieron 400 invitados. Entre los asistentes se contaban representantes del mundo político, económico y cultural, como el escritor y Premio Nobel Mario Vargas Llosa; la viuda de Jorge Luis Borges, María Kodama; la modelo Valeria Mazza; cantantes, como el dúo Pimpinela; y la presentadora de televisión Mirtha Legrand.

Durante una de sus intervenciones, el rey reiteró el respaldo de España a las reformas que se están llevando a cabo en Argentina. “España ha apostado siempre por Argentina, incluso en las coyunturas más difíciles, y lo seguirá haciendo”, afirmó don Felipe. Mauricio Macri destacó que “los mejores socios” que tiene Argentina son los españoles.

Finalización de la visita
Este martes, está previsto que el Rey encabece un acto organizado por CoTEC en la sede de Telefónica, en el que participará el presidente de la empresa, José María Álvarez Pallete, junto a varios emprendedores. Esa noche, los reyes viajarán con destino a la ciudad de Córdoba, donde, para cerrar la visita oficial, inaugurarán el Congreso Internacional de la Lengua Española.