Erdogan acusa a la Unión Europea de “nazismo”

La Comisión Europea propone al presidente de Turquía "rebajar la tensión" surgida con Holanda por el referéndum turco.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan.

Los organismos más importantes de la Unión Europea han pedido a Turquía que rebaje “la tensión” tras la confrontación con Holanda. El problema surgió por el referéndum que pretende celebrar el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, para afianzar su poder en un régimen presidencialista. Dos de sus ministros quisieron hacer campaña en Ámsterdam, pero el Gobierno holandés no se lo permitió.

Por ello, Erdogan acusó a las instituciones holandesas y alemanas de “nazis”, algo que ha molestado a la UE. Los líderes de los tres principales organismos de la Unión Europea (Parlamento, Comisión y Consejo) han censurado las palabras del presidente turco.

“Estoy escandalizado por lo que se ha dicho desde Turquía. Nunca aceptaré comparaciones entre los nazis y los gobiernos actuales”, ha declarado el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tursk, ha añadido: “Holanda es un lugar de libertad y democracia. Róterdam, la ciudad de Erasmo, fue brutalmente destruida por los nazis y hoy en día tiene un alcalde de origen marroquí. Si alguien ve nazismo en Róterdam es que está completamente fuera de la realidad”.

También el presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, se ha mostrado en contra de las acusaciones del presidente turco. “Ofender a Holanda es ofender a todos los ciudadanos europeos y los valores en los que nos reconocemos”, ha explicado.

Además, el líder turco ha puesto en entredicho el acuerdo llegado con la Unión por la crisis de los refugiados. Turquía recibió unos 6.000 millones de euros para reasentar a los inmigrantes ilegales.

El proceso de adhesión de Turquía a la Unión Europea está paralizado en la práctica, aunque el Parlamento Europeo pidió en 2016 congelarlo, tras el intento de golpe de Estado en Ankara y la represión posterior del Gobierno de Erdogan. Juncker, en el máximo organismo legislativo de la Unión, ha explicado que lo “único” que Erdogan hace “expresándose así” es “distanciarse de la UE, no tratar de entrar”. “Es Turquía la que quiere unirse a la UE, no la UE a Turquía”, ha sentenciado.