La presidenta del Frente Nacional y candidata al Elíseo en las elecciones de 2017, Marine Le Pen, volverá a perder el 2 de marzo su inmunidad parlamentaria.

El Parlamento Europeo aprobó el 28 de febrero, por 18 votos a favor y tres en contra, la propuesta de retirar la inmunidad a la político para que pueda ser juzgada por haber publicado en su cuenta de Twitter imágenes de ejecuciones de la organización terrorista Estado Islámico Daesh, pero la resolución debe ser avalada aún por el pleno.

Imágenes en Twitter
Tres imágenes publicadas en 2015 le costaron a Marine Le Pen la apertura de una investigación por parte de la Fiscalía de Nanterre, que pidió a la Eurocámara retirarle la inmunidad.

Le Pen ya perdió su inmunidad en julio de 2013 por un discurso que ofendía a los musulmanes.

Elegida por primera vez al Parlamento Europeo en 2004, Marine Le Pen ya perdió su inmunidad en julio de 2013 por un discurso en el que comparó la imagen de musulmanes rezando en las calles de Francia con escenas de la ocupación nazi.

En 2015, Marine Le Pen compareció ante un tribunal de Lyon por un supuesto delito de incitación al odio racial, pero fue absuelta porque los jueces decidieron que sus declaraciones, por muy polémicas que fueran, se enmarcan en el ejercicio de la libertad de expresión.

También el padre de Marine y antiguo presidente del Frente Nacional, Jean-Marie Le Pen, fue despojado de inmunidad en la Eurocámara en 1998 por haber afirmado que las cámaras de gas nazi eran “un detalle” de la Segunda Guerra Mundial.