China pretende eliminar el límite de mandatos

Xi Jinping podrá mantenerse en el poder de manera indefinida. Además, quieren inscribir la ideología del líder chino denominándola socialismo con características chinas para una Nueva Era.

Entrada a la Ciudad Prohibida. Foto: Almudena Santos

El Comité Central del Partido Comunista de China ha propuesto eliminar el límite de mandatos que un presidente puede estar en el poder, por lo que el líder chino actual, Xi Jinping, podrá mantenerse al mando del país más allá de 2023, cuando de terminaría su mando. Además de este cambio en la Constitución china, se han establecido otros como la nueva denominación de la ideología del país.

El jefe de Estado y secretario general del Partido Comunista de China, Xi Jinping, termina su segundo mandato en 2023. Sin embargo, es posible que dure más tiempo en el poder gracias a la propuesta presentada por el Comité Central del Partido. En ella plantean eliminar el límite de dos mandatos, de cinco años cada uno, que está establecido en la Constitución china.

Pretenden eliminar el artículo que decreta que permanecerá en el puesto no más de dos mandatos consecutivos, por lo que Xi Jinping, el presidente más poderoso desde Mao Zedong, pueda gobernar más allá de 2023. Además, quieren inscribir la ideología del líder chino denominándola socialismo con características chinas para una Nueva Era. Este honor solo se le había concedido a Mao.

Este planteamiento ha sido presentado un día antes de que comenzase el Pleno del Comité Central. Ya circulaban rumores al respecto, puesto que ocurriese puesto que en el XIX congreso del Partido, el presidente no nombró ningún sucesor, pero se confirmó este pasado domingo.
El sistema de mandatos que pretenden desbancar fue aprobado tras la muerte del líder Mao Zedong, con el fin de evitar la concentración de poder y el abuso de este. Sin embargo, Xi Jinping es el presidente que más poder acumula desde hace décadas.

Los mandatos de Xi Jinping se han caracterizado por la apertura a otros países y con presencia en el ámbito internacional, además de presentarse como el principal defensor de la globalización económica. En políticas sociales, ha establecido fuertes controles, en los que los medios de comunicación han recibido órdenes de respetar la línea del partido.

Nuevos cambios en la Constitución

Se va a crear una nueva Comisión Nacional de Supervisión, que tratará de luchar contra la corrupción del Partido Comunista de China, tarea de la que se encargó Wang Quishan antes de ser nombrado vicepresidente por el actual líder chino. Este nombramiento ha acarreado algunos desacuerdos, puesto que la edad establecida para la jubilación son los 68 años, que ya ha cumplido.

Otro cambio en el estatuto es la definición de la ideología del país. La nueva frase que se podrá leer y que se unirá a la ya existente es el rasgo que define al socialismo con características chinas en el liderazgo del Partido Comunista de China.

Es la quinta vez que el Comité Central del Partido hace cambios en la Constitución china desde 1982, cuando se estableció el límite de mandatos a dos y que ahora quieren cambiar.