“Arabia Saudí propaga la visión del islam más rigorista”

Óscar Elía Maño, profesor de Relaciones Internacionales y asesor del Ministerio de Defensa, explica la verdadera relación entre Estados Unidos y el Daesh, más conocido como Estado Islámico

Europa se ve asolada, desde hace tiempo, por la presencia del Daesh, un grupo terrorista nacido dentro de las fronteras de Siria con el objetivo de crear un nuevo califato. Un Estado en guerra, decenas de grupos enfrentándose y una potencia como Rusia detrás hacen del conflicto una mezcla de luces y sombras. Pero Óscar Elía Maño, asesor del Ministerio de Defensa, está preparado para iluminar algunas de las mentiras que hay sobre el grupo terrorista.

P: ¿Todos los grupos terroristas son iguales?

R: Es una respuesta paradójica. En parte sí, en parte no. En parte sí porque todo terrorismo es una expresión de la violencia propia de una ideología autoritaria. Desde este punto de vista, es el medio necesario para llevar a cabo unos fines que de otra manera no se podrían llevar a cabo. Dicho esto, es decir bastante poco.

Cada terrorismo luego tiene sus particularidades, dependiendo de sus fines concretos y, por tanto, existen muchos tipos. Pero en cuanto a fenómeno único, podemos hablar de terrorismo como la expresión más violenta de una ideología.

Es decir, ¿se podría decir que todo terrorismo es básicamente igual, pero con distinta ejecución?

Sí, todo terrorismo es la representación de políticas totalitarias, unas prácticas que tienden a abarcar todas las facetas de la vida y busca la destrucción del orden político presente para sustituirlo por uno ideal. De ahí que el terrorismo sea el instrumento privilegiado.

Según Elía Maño, Al Qaeda y Daesh comparten “motivaciones e ideología”.

Entonces, ¿Al Qaeda y Daesh, en esencia, son lo mismo?

Sus motivaciones e ideología vienen a ser la misma con pequeñas diferencias. Pero en lo referente al terreno estratégico y geográfico, cada uno tiene sus preferencias. Sin embargo, en términos de lucha antiterrorista, se tratan de la misma forma.

En referencia a la lucha antiterrorista, ¿los países se enfrentan a los terrorismos extranjeros utilizando el mismo procedimiento?

La cuestión depende de varios aspectos. En primer lugar, el enemigo al que te enfrentas. Hay que conocer el tipo de terrorismo que profesan, determinado tipo de terrorismo exige una determinada respuesta. Pero la respuesta, a su vez, depende del polo contrario.

Depende de la sociedad que lleva a cabo esa respuesta. Cada sociedad se enfrenta a estos cuerpos extremistas desde sus propios valores, instituciones, tradiciones, regímenes políticos…

¿Cómo se enfrenta España al terrorismo?

Sigue el mismo procedimiento que el resto de países occidentales. Compartimos valores con los británicos o franceses, pero se unen las especificidades españolas. Hay cierto complejo hacia los métodos para enfrentarse a los terroristas, cierta falta de confianza en sí mismos que muchas veces nos lleva a caer en actitudes apaciguadoras… son algunas de las características españolas que están en la respuesta de España al terrorismo.

¿Podría explicar más el concepto de “falta de confianza”?

En su enfrentamiento con el terrorismo yihadista, que es un conflicto internacional, cada nación proyecta sus valores y su propia confianza y personalidad. España desde hace un tiempo se ha considerado a sí misma una potencia media con una percepción propia con ciertos complejos y pesadumbres. Ese tipo de personalidad tan española se traslada a la lucha antiterrorista. Por eso, España no está en primera línea como pueden estar británicos, franceses, norteamericanos, etc.

¿Por qué el Daesh se responsabiliza de la masacre ocurrida en Las Vegas, cuando no hay relación alguna con el asesino?

Al final, el terrorismo es un tipo de publicidad. Una publicidad muy salvaje, muy humana. Va más allá de la destrucción material para, por decirlo de alguna forma, atacar el aspecto psicológico o espiritual. Este último es el que hace tú pierdas o ganes una batalla.

Desde ese punto de vista, el Daesh siempre busca atacar la psicología de los pueblos sin importar cuál sea lo físico. La posibilidad de que pueda ser Daesh cumple los requisitos en medida de que aterroriza, estemos o no seguros de que lo cometa, aunque en este caso sabemos que no. Pero esa reivindicación nos recuerda que Daesh está permanentemente ahí preparado para actuar y que pueda actuar, además de que es verosímil que lo haga en Las Vegas o en Madrid.

EE.UU. vende en torno al 35% de todas las armas a nivel mundial y su principal comprador es Arabia Saudí, un conocido apoyo del terrorismo yihadista, ¿cree que hay un apoyo indirecto de Estados Unidos?

No, rotundamente no, ahí hay un malentendido importante. Es decir, cuando decimos que Arabia Saudí es un sostén del terrorismo nos referimos a que es defensora, e incluso propaga y extiende, la visión del islam más rigorista. Pero no se puede concluir en que esté ayudando al terrorismo.

De hecho, hay algunos grupos terroristas que consideran a algunas de estas monarquías árabes enemigas por ser aliadas de países occidentales y no seguir “el verdadero islam”. Las armas que se venden a Arabia Saudí se utilizan también para la lucha antiterrorista, así que yo creo que es uno de los grandes bulos que se han creado alrededor de este país.

“Me fío poco del régimen ruso”.

El Ministerio de Defensa ruso ha publicado imágenes en las que se muestran convoyes de tropas americanas en bases sirias del grupo terrorista con las que pretende demostrar la alianza de Estados Unidos y el Daesh, ¿diría que son falsas?

Habría que analizar las fotografías, ver su procedencia, estudiarlas sobre el terreno… en la época actual las imágenes son un arma propagandística de primer nivel. Desde ese punto de vista yo me fío bastante poco del régimen ruso, aunque es algo personal. Dicho esto, Estados Unidos ha tratado de buscar aliados en aquellos grupos de islamismo moderado.

El escenario sirio es muy convulso y borroso, las conexiones entre los distintos grupos es continua. Es bastante posible que algunos de estos islamistas entrenados se unan a las milicias de Daesh para luchar contra el régimen sirio.

¿Similar al caso con Al Qaeda?

Estados Unidos financió a una multiplicidad de grupos de todo tipo que estaban luchando contra los soviéticos. Uno de esos grupos es lo que después será Al Qaeda. De ahí uno podría decir que EE.UU. creó a la organización terrorista. Pero la verdad es que esa creación sería imprevisible, ya que no buscaba armar a Al Qaeda, sino a un gran número de grupos de la zona.

En Siria puede ocurrir algo parecido. Tú en un momento determinado armas a ciertas milicias, pero no sabes si se radicalizarán y se unirán a las filas del Daesh. Pero no hay un apoyo consciente de Estados Unidos al extremismo yihadista. Hay que recordar que, de fondo, hay una batalla de qué ocurrirá con Siria, si bascula hacia la órbita rusa o bascula hacia… bueno, no se sabe dónde. En cualquier caso, los rusos están jugando muy hábilmente su papel.

Entonces, ¿falta cierta vigilancia por parte de los estados occidentales a la hora de decidir a quién apoyan, arman…?

Sí, aunque, en verdad, la monitorización perfecta de este tipo de territorios es muy complicada. Las fuerzas armadas de los distintos países tratan de ver quiénes son los protagonistas sobre el terreno, ver sus características, quiénes son susceptibles de ser aliados nuestros… pero estos entornos son tan difíciles que, salvo que tengas una gran trayectoria sobre el terreno, se te escapa quién es quién.

¿Y es recriminable hacia Arabia Saudí su ‘apoyo’ a los yihadistas?

Sí, no se puede acusar a Arabia de que esté sosteniendo al terrorismo ya que es una afirmación de tramo muy grueso. Pero sí que es verdad que propaga por medio mundo, incluida España, una visión islámica que en el fondo favorece la radicalización.

Recogiendo afirmaciones de Edward Snowden, se encuentra que el Daesh es una creación de los servicios de inteligencia de Estados Unidos, Israel y Reino Unido…

Óscar afirma que “Rusia está ganando” la guerra en Siria.

En todas estas relaciones entre Daesh y Estados Unidos siempre vamos a parar a las mismas fuentes: Snowden, Wikileaks… todas muy relacionadas con los servicios secretos rusos. Yo sigo pensando que hay que forzar mucho el argumento para llegar a esta conclusión. Cuando llega la Primavera Árabe a Siria, algunos países occidentales apoyan a grupos en contra de Al Asad. Que parte de esos grupos en algún momento oscilan hacia el Estado Islámico, también. Que premeditadamente Estados Unidos y Occidente hayan estado armando y construyendo estos grupos extremistas, me parece una afirmación falsa. Puede haber errores, imprudencias… pero no premeditación.

Comenta mucho la batalla propagandística de Siria, ¿la está ganando Rusia?

Es difícil de saber. Rusia está apostando mucho por Siria, es innegable. Y de hecho apuesta más por Siria de lo que lo hacen los países occidentales. Esto se traduce en la utilización de tropas, de aviación, de fuerzas especiales… Rusia se está volcando de verdad. Algo que Occidente no termina de hacer por múltiples aspectos. Por ejemplo, Estados Unidos arma y entrena a algunos grupos. También es verdad que Rusia está realizando un tipo de guerra en el país que los occidentales no estamos dispuestos a llevar a cabo. Por lo que, si hay un país que esté ganando la guerra en Siria, es Rusia.