Economía circular, el fin de la contaminación

Este proyecto económico propuesto por la Comisión Europea pretende reducir los problemas medioambientales.

El modelo circular se basa en la reutilización de los recursos para así abaratar los costes de producción y los de ventas. Además, con esto se disminuirían las consecuencias medioambientales que provoca la fabricación de los productos. Esta idea pretende acabar con la economía lineal, que es la causante de incrementar la contaminación.

El modelo circular nace tras el análisis de la situación actual, tanto del ámbito económico como medioambiental. El dióxido de carbono se ha convertido en el hándicap de la Revolución Industrial. En los últimos cien años, las emisiones de CO² han aumentado en un 30%. Esto ha generado problemas como el deshielo de los polos, que ha provocado una subida de 17 centímetros, en los últimos cien años, del nivel del mar.

La economía actual encuentra su fundamento en el modelo lineal, este se resume en tres fases: producir, consumir y desechar. Sin embargo, la economía circular propone la reutilización por parte de la empresa de los elementos que conforman un producto ya fabricado, como puede ser un dispositivo móvil. De este modo, antes de desechar el teléfono, las partes que se pudieran aprovechar serían devueltas a su lugar de origen, es decir, a la industria. Esta se encargaría de remunerar al poseedor por haberlo entregado y con esas piezas fabricaría otros dispositivos. Así, la empresa disminuiría sus costes y también sus emisiones de CO², de este modo, reduciría así la contaminación.


Preocupación de grandes entidades y personalidades
La Comisión Europea apostó, en 2015, por un paquete de medidas para revertir esta coyuntura. Los objetivos fueron: empleo, agenda social, innovación industrial, conseguir un menor consumo de energía, reducción de emisiones de carbono y consumo y producción sostenible. A día de hoy, se han logrado dar algunos pasos importantes que hacen posible la economía circular, como los fertilizantes orgánicos, residuos alimentarios y garantía de los bienes de consumo.

No solo entidades importantes como la Unión Europea se han preocupado por la situación y la han estudiado. El Papa Francisco, en su encuentro con el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, alertó de la amenaza que supone para el planeta abusar de los recursos naturales, y afirmó que “urge acabar con el modelo caduco que sigue causando degradación humana y ambiental”.

Noticia realizada por Sergio Aguilera y Marta Sánchez.