Investigadores españoles ponen freno al tumor cerebral más agresivo

El 15% de los tumores cerebrales son glioblastomas y afectan más a los hombres que a las mujeres.

El Glioblastoma es un tipo de cáncer agresivo y muy frecuente. Foto: Pixabay-CC

Investigadores del Instituto de Neurociencias UMH-CSIC en Alicante y el IMIB-Arrixaca de Murcia, dirigidos por Salvador Martínez y Rut Valdor, han encontrado un aspecto clave en uno de los tumores cerebrales más peligrosos, según un estudio publicado en la revista PNAS.

El glioblastoma es un tipo de cáncer agresivo y muy frecuente por su habilidad de anular al tejido inmune y crecer. Se genera en el cerebro o la médula espinal y se dan hasta tres nuevos casos al año por cada 100.000 habitantes. Los glioblastomas se desarrollan a partir de células denominadas astrocitos, que proporcionan apoyo a las neuronas. Puede ocurrir a cualquier edad, pero es más frecuente en adultos mayores. La Esta enfermedad provoca dolores de cabeza que empeoran, náuseas, vómitos y convulsiones.

Con un modelo de ratón, los investigadores han podido comprobar que la obstrucción de esta autofagia anómala dificulta el crecimiento del tumor, lo que causa la adhesión defectuosa del glioblastoma al pericito y, con ello, el exterminio de las células cancerosas, por lo que se convierte en un objetivo terapéutico prometedor.

Según Brain Tumor Charity, las personas que padecen este tipo de tumores sobreviven un promedio de 12 a 18 meses después del diagnóstico. Solo el 20% de los pacientes supera el año y apenas un 3% logra alcanzar los tres. Severiano Ballesteros, golfista español, o Edward Kennedy, exsenador estadounidense, son algunas de los víctimas más conocidas que han padecido esta enfermedad.