Un libro prueba que Van Gogh no se cortó la oreja por pelearse con Gauguin

Un nuevo estudio de su vida en la Provenza sostiene que fue a causa del matrimonio de su hermano Theo.

Autorretrato de Van Gogh. www.biography.com

El escritor inglés Martin Bailey ha publicado un libro titulado Studio of the South: Van Gogh in Provence con evidencia sobre lo que ocurrió en la vida de Vincent Van Gogh el 23 de diciembre de 1888. El autor se basó en evidencias de cartas familiares del pintor neerlandés en las que le anunciaban que su hermano Theo se casaría pronto. Alrededor de 12 horas después de recibir la carta, Van Gogh tuvo un episodio psicótico en el que tomó una navaja y cortó la mayor parte de su oreja.

“Vincent temió perder a Theo, su compañero más cercano”, explicó Martin Bailey.  

El autor sostiene que, a pesar de la común creencia de que el arrebato de Van Gogh fue por una pelea con el pintor francés Paul Gauguin, la noticia del matrimonio de su hermano fue mucho más devastadora. Bailey explica en su libro que Van Gogh tenía miedo de perder a su hermano y toda la ayuda económica que este le brindaba para poder sostener su carrera artística, ya que la dirigiría a su nueva vida de casado.

Discrepancias de otros expertos

Otros expertos en la vida y obras de Van Gogh no están tan seguros de que el matrimonio de su hermano haya sido la razón de su mutilación. El 23 de diciembre de 1888, Paul Gauguin y Van Gogh se habrían peleado, y horas después, la carta con las noticias de su hermano habría llegado a su casa en Arlés. No obstante, no hay pruebas de dicha carta, simplemente, Bailey encontró un telegrama de felicitación por la boda que recibió la prometida de Theo. Entonces, el autor llegó al perentorio de que lo lógico es que le hubieran informado a los hermanos de los prometidos el mismo día.

La mañana del 24 de diciembre de 1888, Paul Gauguin llegó a la Casa Amarilla de Arlés y encontró a la Policía rodeándola y a Vincent Van Gogh que yacía en su cama llena de sangre. Su hermano Theo no pudo pasar la víspera de Navidad con su prometida por acompañar a Van Gogh en el hospital. Nienke Bakker, conservadora de las pinturas de Van Gogh en el Museo Van Gogh de Ámsterdam, cree que su hermano le pudo dar la noticia ese mismo día en el hospital.

Aunque la noticia le hubiese llegado a Van Gogh el 23 de diciembre, “queda la pregunta de que si jugó algún papel en su autolesión. Es una cuestión de especulación que no se puede probar de una manera u otra”, señaló Bakker a The New York Times.