Xbox Scorpio se convierte en la consola más potente jamás creada

Microsoft mostrará la consola el próximo 11 de junio, durante el E3 2017.

Microsoft sorprendió al mundo el pasado E3 (el evento de videojuegos más importante del planeta) con el anuncio de Project Scorpio. Según el propio Phil Spencer, máximo responsable de la división de Xbox, sería una “revolución” en la industria. Prometía cambiar la generación de consolas y acabar con las grandes diferencias entre el PC y las de sobremesa.

Hasta hace unos días, Project Scorpio se había quedado en los rumores y la imaginación de los jugadores. Pero ahora, Micorosft ha hablado y ha anunciado las características de la que recibirá el nombre de Xbox Scorpio.

Xbox Scorpio cuenta, en cuestiones de hardware, con 12GB de memoria RAM GDDR5, un ancho de banda de 326 GB/s, un procesador de ocho núcleos de x86 cores a 2,3 GHz, una gráfica con 6 Teraflops y una GPU de 40 unidades a 1.172 MHz. Además, cuenta con un disco duro de 1 TB de 2,5 pulgadas y una fuente de alimentación de 245 W; y el Método Holvis como nuevo sistema de refrigeración.

Estas características convierten a Xbox Scorpio en la consola más potente jamás creada hasta la fecha, por lo que destrona a PlayStation 4 PRO. Microsoft mostró un fotograma del juego Forza en el que se veía que corría a 60 fps (frames por segundo) y en resolución 4K, de forma nativa.

La compañía ha querido dejar claro que Xbox Scorpio no acabará a Xbox One, aunque sí habrá una clara diferencia entre jugar en una y otra consola. Los juegos retrocompatibles o multiplataforma se verán significativamente mejor en Scorpio.

A pesar de que la consola ya es una realidad, aún hay grandes incógnitas en torno a esta. El precio, que se supone rondará entre los 399 y los 499 euros; la CPU, que se debatirá entre un procesador Ryzen o Jaguar; y, lo que más importa a los jugadores, los títulos exclusivos para la consola tras la propuesta de Microsoft de convertir Windows en una plataforma única y global. Estas son algunas de las preguntas que los consumidores se hacen.

Hasta el 11 de junio de 2017, día en que Microsoft realizará su conferencia durante la edición de este año del E3, la compañía mantendrá silencio. Pero ya ha asegurado que “será mostrada”.