Reino Unido impone una multa a Facebook por el escándalo de Cambridge Analytica

Los accionistas de Facebook piden la dimisión de Mark Zuckerberg y numerosos directivos de la compañía están abandonándola.

Facebook sufre un nuevo golpe. Después del escándalo con Cambridge Analytica, la empresa dirigida por Mark Zuckerberg afronta la multa impuesta por parte de la Oficina del Comisionado de Información (ICO) de Reino Unido.

En el comunicado emitido por la ICO, la red social tendrá que cubrir el pago de 560.000 euros, que es la multa más alta y que se establece para estos casos. Esta cantidad viene establecida por la entrada en vigor de la General Data Protection Regulation (GDPR), nueva ley de protección de datos establecida en mayo que establece hay que dar consentimiento inequívoco para que las empresas puedan usar los datos de los ciudadanos europeos.

Fuga de directivos
Además, Facebook también está sufriendo la marcha de directivos. El pasado lunes anunció su salida Brendan Iribe, cofundador de Oculus, la empresa principal de realidad virtual que Facebook compró en 2014. Esta se suma a la de Kevin Systrom y Mike Krieger, cofundadores de Instagram, la de Jan Koum, cofundador de Whatsapp, Elliot Schrage, jefe de relaciones públicas, y Alex Stamos, jefe de seguridad.

Estas fugas están conllevando la puesta en peligro de los 150 dólares por acción y a la cercanía de sus mínimos anuales, a menos de dos semanas de presentar los resultados correspondientes al tercer trimestre del ejercicio.

Los accionistas quieren la dimisión de Zuckerberg
Los inversores de Facebook no están contentos con la situación de la compañía, y en especial con Zuckerberg. Open MIC ha emitido un comunicado oficial en el que piden la dimisión de Mark Zuckerberg de su puesto y nombran las nuevas admisiones de irresponsabilidad vistas en el testimonio que Zuckerberg piensa utilizar ante al Comité de Energía y Comercio en la vista del Congreso.

En el comunicado, el grupo Open MIC declara que “el testimonio preparado de Mark Zuckerberg señala un hecho sencillo: no entiende cómo se lleva una compañía global, de envergadura y pública. Actualmente tiene dos trabajos en Facebook, director ejecutivo (CEO) y presidente de la Junta. Es hora de que al menos deje uno, si no ambos puestos”.

La petición más señalada por parte de los inversores es la de separar el cargo de presidente del Consejo De Administración del de CEO, algo que ya ocurre en la mayoría de las tecnológicas. Afirman que, con ello, habría una supervisión más independiente para evitar que se sucedan escándalos como fuga de datos, la gran cantidad de fake news, mensajes y noticias xenófobas virales…