Los RCS llegan como una alternativa más segura que WhatsApp

Los servicios de comunicaciones enriquecidas han sido fruto de un acuerdo entre operadores, fabricantes de 'smartphones' y Google.

Los Rich Communications Services (RCS) prometen ser la alternativa a WhatsApp. Estos son una versión mejorada de los SMS y han sido creados a prueba de caídas y colapsos informáticos. Vodafone ya ofrece este servicio, por medio de una plataforma compartida con Google.

Los RCS nacieron de un acuerdo entre operadores de telecomunicaciones (Orange, Vodafone, Teléfonica y otros que forman la asociación mundial GSMA), fabricantes de smartphones (Samsung, LG, Sony, entre otras) y Google. Al haber sido fruto de estos tres, cuentan con la seguridad de los SMS. Enviar mensajes tradicionales, archivos de texto, imágenes o vídeos, hacer videoconferencias o mantener conversaciones grupales o individuales son algunas de sus funciones. Todas estas alternativas están integradas en un único menú, sin la necesidad de salir de este. Los RCS no son una aplicación, sino que vienen ya integrados de fábrica en los teléfonos móviles.

Esta alternativa beneficiará, sobre todo, al sector empresarial. Los RCS permiten la geolocalización. Por ejemplo, los hoteles podrán gestionar sus reservas o las aerolíneas suministrar una experiencia completa de facturación on line. Además, al estar pensados a prueba de caídas, esta se convierte en una plataforma segura de comunicación para las empresas.

España es uno de los países donde los RCS están más avanzados. Vodafone ya los integra por medio de una plataforma que está interconectada con la de Google. Más de 2,5 millones de personas ya disponen de este tipo de mensajes y Orange ya ha llegado a un acuerdo con el buscador para ofrecer esta plataforma. En 2012, los operadores ya intentaron suplir a WhatsApp con Joyn, sin embargo, esta desapareció porque no tuvo éxito entre los usuarios.