La política de transparencia de Netflix que incita los despidos públicos

En la compañía de televisión 'on demand' obligan a los trabajadores a señalar quién debe ser despedido para no correr la misma suerte.

La política de despidos de la compañía de Netflix está generando polémica, ya que los empleados se ven obligados a señalar a sus compañeros, como candidatos al despido, para no ser despedidos ellos mismos. Esta manera de operar, que se denomina Keeper Test (Test de Mantenimiento), hace que sean los propios compañeros de trabajo los que decidan si otro debe permanecer en la empresa.

Las políticas del ‘Keeper Test’ y el Careo público hacen que el empleado viva con una presión constante y pendiente siempre de un posible despido.

Esta conducta, destapada por un reportaje en The Wall Street Journalse respalda, según el dueño de la compañía, Reed Hastings, en una cultura de la transparencia que impregna todas las áreas de la multinacional y permite al empleado acceder a toda la información de la empresa y  “conocer cuál es su situación laboral en cada momento”. Otra de las prácticas de carácter vejatorio de Netflix es el careo público, política por la cual se le dice a un empleado lo que ha hecho mal, todos los presentes en la reunión le ofrecen un feedback y se le obliga a disculparse públicamente frente a sus compañeros y superiores.

Ambas prácticas hacen que el empleado viva con una presión constante, y pendiente siempre de un posible despido, teniendo que proponer a otros para no quedarse sin trabajo. Algunos de los empleados consultados para el reportaje, la denominaron “la cultura del miedo”. La empresa considera que con este tipo de acciones se mantiene la competencia entre empleados por innovar, que es lo que mantiene al gigante del streaming como referente mundial.

Tras la publicación del reportaje, el departamento de Comunicación de Netflix emitió un comunicado en el que expresó: “Creemos firmemente en mantener una cultura de alto rendimiento y en dar a las personas la libertad de hacer su mejor trabajo. Menos controles y mayor responsabilidad permiten a nuestros empleados prosperar y tomar decisiones más inteligentes y creativas, lo que resulta en un mejor entretenimiento para nuestros miembros. Si bien creemos que partes de este artículo no reflejan cómo parte de nuestros empleados viven Netflix, estamos trabajando constantemente para aprender y mejorar”.