Fortnite, el juego que lo ha ganado todo

El título de Epic Games cuenta con casi 50 millones de jugadores y ha batido récord de visualizaciones en YouTube y Twitch.

En decenas de películas y libros se utiliza el concepto de “el último en pie”. Los Juegos del Hambre es un perfecto ejemplo que representa a ambos medios. Pero ahora, gracias a BlueHole Studio, el mundo del videojuego cuenta con su propio representante. El equipo coreano sorprendió a la industria con el lanzamiento, en Early Access (acceso anticipado), de Playerunknown’s Battlegrounds, más conocido como PUBG.

El título tiene como premisa un concepto muy sencillo: 100 jugadores simultáneos se lanzan desnudos en una isla donde hay armas y equipamiento para ver cuál de ellos es el último en pie y, así, ser el primero. La idea, aunque original en la industria, nace de una película nipona que pone nombre al género: Battle Royale. Aunque el juego de BlueHole Studio logró hacerse un hueco, ha sido Epic Games quien ha arrasado.

El modelo gratuito de ‘Fortnite’ y las mecánicas de construcción y su estilo desenfadado lo distinguen de PUBG.

Los creadores de Gears of War copiaron la idea de PUBG en su juego Fortnite. El título había salido al mercado en marzo de 2017 y no logró el éxito que esperaban, aunque tampoco tuvo un recibimiento reprochable en ninguno de los casos. Entonces, Epic Games vio una oportunidad de revivir Fortnite y, de paso, intentar aprovechar el rebufo del éxito logrado por PUBG. En tan solo dos meses, los desarrolladores crearon un modo, llamado Battle Royale, que se estrenó el pasado diciembre.

Y, como el aprendiz y el maestro, Fortnite no solo alcanzó a PUBG, sino que lo ha superado con creces hasta convertirse en el videojuego que ocupa titulares tanto en prensa especializada como generalista. El juego pasó de tener siete millones de jugadores en octubre (siete meses después de su lanzamiento) a tener casi 50 millones de usuarios en la actualidad.

‘Fortnite’: un ‘Battle Royale’ gratuito
El título de Epic Games no dista mucho del de BlueHole Studio. Más bien, la base es la misma: 100 jugadores totalmente desarmados que aterrizan en una isla con el fin de ser el último que quede con vida; aunque añade algunos matices. En primer lugar, Fortnite tiene un sistema de recolecta de recursos y construcción de estructuras. Es decir, a lo largo y ancho del mapeado, el jugador puede destruir paredes, coches y demás para obtener materiales con los que hacer, él mismo, paredes, trampas, escaleras…

En segundo lugar, el apartado visual. Mientras que PUBG trata de aparentar un mayor realismo, Fortnite presume de un estilo más desenfadado. El diseño de personajes es como el de un dibujo animado, al igual que el escenario y las armas; además de que, al disparar a otro jugador, la sangre es sustituida por pequeños resplandores. Unas distinciones respecto a PUBG que para Víctor Rodríguez, periodista de Areajugones, son esenciales.

“‘Fortnite’ está, prácticamente, reviviendo el fenómeno ‘Minecraft'”, afirma Víctor Rodríguez.

“Las mecánicas (distintas a PUBG) y un diseño diferente le han valido su éxito”, afirma Rodríguez. Además, el periodista explica que el hecho de que sea F2P (Free to play) y la ausencia de suscripción en consolas han sido dos puntos “muy a favor”.

Víctor Rodríguez también atribuye parte del éxito a la velocidad, y consecuente competitividad con uno mismo, de las partidas. “Es cierto que puedes morir en 30 segundos, pero siempre tienes la sensación de que ha sido mala suerte y de que si hubieras sobrevivido a esa primera oleada habrías podido ganar”, explica.

Los récords de ‘Fortnite’
Fortnite está consiguiendo, prácticamente, revivir el fenómeno Minecraft”, son las palabras que utiliza Víctor Rodríguez para describir su éxito. En España, se ha roto un récord mundial gracias a ElRubius, el youtuber con más suscriptores del país. El pasado 26 de marzo, el creador de contenido celebró una partida del título en que él y otros 99 youtubers se enfrentaron. El evento fue emitido en directo a través de YouTube por el propio ElRubius y durante el streaming, el número de espectadores llegó a superar el millón, lo que hace que sea el directo de videojuegos con mayor audiencia de la historia.

Además, el resto de youtubers también lo emitieron, lo que hace que la audiencia total del evento fuera de alrededor de 10 millones de espectadores (si todos fueran de España, sería un 21% de la población total). En el mes de febrero, Fortnite se convirtió en el juego más visto en YouTube, superando a Minecraft, con 2.400 millones de visitas (aunque no alcanza las 3.700 que llegó a tener el juego de Mojang). En Twitch, Fortnite es el título que más se retransmite por encima de League of Legends.

La diversión que genera tanto jugarlo como verlo a través de YouTube y Twitch puede ser uno de los motivos que explique el éxito de ‘Fortnite’.

El número de jugadores también avala el éxito de Fortnite. El juego ha pasado de tener siete millones de jugadores a más de 45 millones en la actualidad. Su lanzamiento en móvil tampoco ha sido menos y antes de cumplir el mes ha superado a Clash of Clans y Candy Crush. Desde su salida para iOS el pasado 15 de marzo, son 11 millones de jugadores los que cuentan con el título en sus móviles y más de 15 millones de dólares que ha generado. Hasta tal punto ha llegado su popularidad, que durante el último derbi entre el Real Madrid y el Atlético, el jugador colchonero Antoine Griezman celebró un tanto con un baile típico de Fortnite.

¿La clave del éxito de Fornite?
Pero, ¿a qué se debe este éxito? Uno de los puntos más importantes es la campaña que ha realizado Epic Games para promocionar su Battle Royale. Lejos de los clásicos anuncios de televisión, los carteles en las marquesinas de los autobuses o un puesto de prueba en algún local/tienda, la compañía ha apostado por el medio con más usuarios a nivel mundial: Internet.

“Está claro que el hecho de ser divertido tanto para el jugador como para el espectador ha sido una de las claves del boom de Fortnite”, afirma Víctor Rodríguez, y los récords antes mencionados lo demuestran. El título de Epic Games se ha convertido en el líder tanto de YouTube como de Twitch, dos referentes en cuestión a productos audiovisuales de Internet. La desarrolladora se ha esforzado en que Fortnite no solo sea atractivo para el usuario, sino que también ha logrado que el juego sea fácil de ver sin interactuar.

Parte de culpa también la tiene el contenido patrocinado. Es conocido que Epic Games ha pagado a varios de los youtubers y streamers más conocidos del mundo para que jugasen a Fortnite: Battle Royale. Esta práctica es muy común en la industria del videojuego, ya que desde Minecraft muchas desarrolladoras utilizan las plataformas de vídeo y streaming para dar cobertura a sus nuevos lanzamientos. Aunque hay pocos casos que hayan logrado el éxito que ha cosechado Fornite. El juego continúa liderando todas las estadísticas y ha superado lo que podría calificarse como el boom inicial.

Otro de los apartados que ayudan al título es su gratuidad. El modelo Free to play es también común en la industria. No se paga por el juego en sí, aunque dentro de este hay microtransacciones que permiten al usuario invertir dinero si lo desea (ya sea por un añadido gráfico o aspectos jugables exclusivos). En el caso de Fortnite, tan solo es gratuito el modo Battle Royale mientras que el juego completo es de pago. Además, las micropagos se limitan a la apariencia de los personajes, lo que permite que no haya diferencias entre los jugadores.

Ayn con todo, es la diversión lo que más destaca del título de Epic Games.

También puede ser el crossplay. Esta característica, que cada vez añaden más juegos multijugador, permite a usuarios de diferentes plataformas jugar juntos. Es decir, que un jugador de PlayStation 4 puede estar en la misma partida que uno que lo hace desde Xbox One y PC. “En un juego de las características de Fortnite en el que la experiencia jugando solo o con amigos es muy diferente, es algo que ha dado bastante vida al juego”, explica Víctor Rodríguez.

Pero también es causa del éxito la relativa novedad del género Battle Royale, su apartado gráfico e incluso la experiencia que tiene ya Epic Games, creadores de Gears of War, uno de los títulos más vendidos en la historia de Xbox, o de Unreal Tournament, uno de los grandes referentes del videojuego multijugador. Además del uso del Unreal Engine (el motor gráfico del título), que es propio de la desarrolladora.

Aunque, al fin y al cabo, requiere de algo más… “Para ser una de las obras más jugadas, si no la más, a día de hoy hace falta una calidad a nivel de diseño que, por un motivo u otro, no parece acabar de atribuírsele”, explica Víctor Rodríguez. Y es que, a pesar de el éxito que está cosechando, Fornite: Battle Royale tiene “algo” que le hace ser tan divertido y que, como tantas obras artísticas, nadie logra saber qué es exactamente. Aun así, es innegable que el título de Epic Games parece haber llegado para quedarse, ya sea por un motivo u otro, y como indica Rodríguez, “a día de hoy es el líder indiscutible”.