Bruselas multa a Facebook con 110 millones de euros

La compañía de Mark Zuckerberg mintió para poder comprar WhatsApp.

Google y telecos se alían contra WhatsApp

La Comisión Europea ha sancionado este jueves a Facebook con una multa de 110 millones de euros por haber proporcionado datos “incorrectos o engañosos” en la compra de WhatsApp. En concreto, Bruselas estima que, en 2014, cuando se produjo la adquisición, la compañía ocultó que ya contaba con los avances técnicos necesarios para vincular de manera fiable y automática los datos de los clientes de ambos servicios.

La multa no afectará a la operación de compra.

Esta “es una multa proporcionada y disuasoria”, ha explicado la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, quien considera que este tipo de decisiones del Ejecutivo comunitario son una “clara señal” a las multinacionales de que deben “respetar las reglas” de la legislación vigente en la Unión Europea, al igual que con las cuatro propuestas que presentó a principios de año con las que “aumentar la confianza del consumidor”. En este caso, Facebook debió haber proporcionado la “información exacta” cuando se le investigó por la compra del servicio de mensajería instantánea.

Por este motivo, la Comisión Europea considera que Facebook mintió en 2014 por haber proporcionado “información engañosa” para lograr la aprobación de la operación de compra. De hecho, esta sospecha no es nueva. En diciembre de 2016, Bruselas ya le envió a la compañía estadounidense un pliego de cargos para que resolviese la situación. Aunque la empresa de Mark Zuckerberg tendrá que abonar la multa -que no supone siquiera un 0,5% de sus ingresos totales-, esta no afectará a la adquisición.

Bruselas ha aclarado que esta operación de compra fue aprobada teniendo en cuenta “una serie de elementos distintos” a la capacidad para vincular usuarios en ambos servicios. Además, ha añadido que esta sanción no está relacionada ni con los procesos nacionales en curso en materia de competencia ni con los problemas de seguridad y privacidad que los consumidores pudiesen tener desde la actualización de abril de 2016, en la que WhatsApp renovó sus servicios.