Pablo Ráez ya tiene donante de médula

Ingresó el pasado jueves 10 de noviembre tras días de aceptación al saber que había un donante compatible.

El joven marbellí Pablo Ráez comunicó, un mes antes de su operación, que había encontrado un donante de médula compatible en un 80%. Pero a pesar de parecer una buena noticia, él declaró que tenía miedo.

“Hoy puedo decir que lo he terminado de aceptar. De verdad que ha sido duro (…) Pero no hay miedo. El miedo murió, se transformó en una fuerza abismal, el miedo me ha enseñado a ser fuerte. La muerte no es triste, lo triste es vivir con miedo”, anunció en Instagram el martes 8 de noviembre( instragram Pablo Ráez )

Aunque Ráez afirma que le ha llevado semanas aceptar lo que le espera, sus publicaciones están llenas de vitalidad. Con un optimismo que pocas personas tendrían en la situación que le ha tocado vivir, es un ejemplo de superación, y miles de personas siguen su lucha. “Voy a superar este trasplante, voy a ser libre, voy a poder llevar una vida feliz, una vida sin preocupaciones médicas, voy a dejar de estar preocupado por mi salud, voy a vivir por fin la vida que quiero vivir”destacó Ráez.

Tras la operación, 14719160_297144740679599_1755280055006658560_ntendrá que someterse a más medicamentos, quimioterapia e incertidumbre de no saber el tiempo que estará ingresado. Pero a lo que más teme es a que el trasplante sea rechazado.

“Cuando digo que no temo a la muerte es cierto, pero sí le temo al sufrimiento que no depende de mí.
Solo queda luchar , solo queda estar SIEMPRE FUERTE , solo queda sacar la espada y luchar hasta el final, luchar hasta que tu cuerpo no pueda más.(…) Cuando dejas de tener miedo eres libre.”

Hay esperanza

Pablo Ráez tiene 19 años y lleva varios de ellos luchando contra la leucemia. Tuvo un trasplante fallido en el que su padre fue el donante, lo que le provocó una pericarditis, por la que llegó a perder el 80% de la visión. Su falta de salud no le impidió contar su historia y las novedades de su enfermedad, publicando vídeos en los que finalizaba con palabras como: “Nunca hay motivos para rendirse”

Su historia ha llegado a muchas personas de todo el mundo, no solo por su optimismo en cada palabra que publica, sino porque se ha convertido en la cara de la donación de médula, y no deja de animar a las personas a donar “para dar un halo de esperanza a quienes se encuentran en la misma situación”.

“Sigo insistiendo en la importancia de donar. Es un gran acto de bondad. Propuse llegar al millón de donantes en España, pero es muy complicado hacer esto solo. Ayudadme por favor, ayudadme todas aquellas personas a las que les haya calado un poquito mi historia, mis palabras, para hablar de esto, para compartir esto” recalcó Ráez.