Osteria Francescana, elegido mejor restaurante del mundo

El Celler de Can Roca, en Gerona, ocupa el segundo puesto.

La lista de los 50 mejores restaurantes del mundo ya está seleccionada. The World´s 50 Best los anunció el 19 de junio en el Palacio Euskalduna de Bilbao, ciudad que acogió este año la entrega de los premios más relevantes de la gastronomía mundial. Osteria Francescana, del chef italiano Massimo Bottura, ha sido galardonado con el reconocimiento a mejor restaurante en 2018. El Celler de Can Roca, en Gerona, ocupa el segundo puesto.

Un jurado formado por 1.040 expertos, entre ellos cocineros, gastrónomos y periodistas tuvo la tarea de seleccionar al ganador. “Entre los cinco primeros no hay diferencias, cualquiera puede estar ahí”, afirmó el chef ganador.

El Celler de Can Roca, de los tres hermanos españoles Joan, Josep y Jordi Roca, ya fue premiado con esta distinción en 2013 y 2015. En el tercer puesto de la lista aparece Mirazur, en Francia. Fuera del podio se encuentra Eleven Madison Park, de Nueva York, que fue el triunfador del año pasado. En el quinto puesto se halla Gaggan, de Bangkok, Tailandia. En total, son siete los restaurantes españoles que aparecen en esta lista de 50.

Osteria Francescana vuelve a ser el mejor restaurante
Massimo Bottura, el triunfador de este año, es un hombre apasionado, un chef iconoclasta con tradición italiana. Su Osteria Francescana luce tres estrellas Michelin y es, por segunda vez, el mejor restaurante del mundo (ya lo consiguió en 2016). Creció como cocinero con las clásicas recetas de su abuela o la nonna, o como dicen en su tierra, donde la comida es la base de todo. “Es una celebración de amigos. Los cocineros y toda la gente de la gastronomía somos capaces de construir un mundo mejor”, declaró emocionado el cocinero italiano al recibir el premio. “Hace diez años no me hubiera imaginado esto”, añadió Bottura.

Osteria Francescana, ubicado en el casco antiguo de la ciudad italiana de Módena, es un pequeño restaurante de 12 mesas que ofrece tanto carta como dos menús de degustación. En estos, cuyo precio ronda los 200 euros, ofrece tallarines con ragú picado a mano y risotto cocido con jugo de ternera, además del Parmigiano Reggiano, en el que el queso parmesano de la zona se sirve con formas y texturas inéditas.