Neil Fingleton, Mag en ‘Juego de Tronos’, fallece por un infarto

El actor, reconocido como el hombre más alto del Reino Unido, gracias a sus 2,33 metros de altura, perdió la vida a los 36 años.

Neil Fingleton, quien encarnó a Mag el Poderoso en la popular serie Juego de Tronos, falleció el pasado fin de semana a causa de una insuficiencia cardíaca, según ha dado a conocer el diario The Guardian.

El actor, reconocido como el hombre más alto del Reino Unido, gracias a sus 2,33 metros de altura, perdió la vida a los 36 años y, aunque no han dado apenas detalles, los medios aseguran que los sucesos se sucedieron en su ciudad natal, Durham.

Fingleton fue jugador de baloncesto profesional en su juventud, donde llegó a competir en la liga universitaria de Estados Unidos, en la Universidad de Carolina del Norte. No llegó a la NBA, pero si pasó por España, por la liga LEB (segunda división), primero con el CB Illescas y posteriormente con el Ciudad Real.

Una lesión obligó al británico a dejar, en 2007, el deporte de la canasta. Su cambio de profesión fue inmediata. En ese mismo año participó en la serie de documentales de la cadena ITV, Superhuman – Giants. En 2011 colaboró en su primera gran producción, X-Men: Primera Generación, donde interpretó un pequeño papel como guardia ruso.

El propio Fingleton explicaba a la BBC su decisión de cambiar las canchas por los platós tras su lesión: “Hay decenas de millones de personas en este país y soy el más alto, lo que es algo especial. ¿Por qué no usar esta ventaja y ser reconocido no solo por ser alto sino por ser un actor con talento?”.

Como parece evidente, su singular altura ha sido un condicionante en su carrera como actor, algo que el británico siempre asumió con naturalidad: “Sé que no me van a pedir hacer una película romántica, pero no voy a ser arrogante con esto. Sé cuál es mi estereotipo desde el día 1, y no me importa en absoluto, porque los papeles que tengo que hacer y los personajes a los que interpreto son bastante guays”.

Pese a que no se han hecho públicos los detalles del fallecimiento del actor, la Policía británica afirma que su muerte se produjo a causa de un infarto.