Las cocheras de Cuatro Caminos abren sus puertas por última vez

BMW utiliza este espacio para lanzar una campaña apoyada en el arte urbano

BMW abrió, por última vez, las Cocheras de Cuatro Caminos con el fin de celebrar un festival de arte urbano titulado Urban Xcape. En este evento se pudo disfrutar de todo tipo de exhibiciones, desde bailes hasta acrobacias con skates, o desde comida en food trucks hasta conocer cómo es la creación de un grafiti, todo ello acompañado de música en directo. Estas actividades fueron utilizadas para promocionar el nuevo modelo BMW X2.

Cada vez se pueden ver más eventos que promocionan el arte urbano, lo que ha hecho que pase de ser de un grupo marginal a algo que interesa a la sociedad en general. Un ejemplo de ello se produjo, el fin de semana del 10 y 11 de marzo, en las cocheras de Cuatro Caminos, que en poco tiempo van a cerrar para construir viviendas.

BMW abrió este establecimiento, cerrado desde hace décadas, para promocionar su nuevo modelo de coche a través del arte urbano. El evento contó con bailarines de breakdance, graffiteros, skaters y food trucks.

Urban Xcape comenzó el sábado, en teoría a las once de la mañana, aunque se tuvo que atrasar una hora debido a que el fuerte viento y lluvia provocaron destrozos, como la caída de vallas. Una vez que los asistentes entraron, pudieron disfrutar de grandes muros pintados de grafiti por algunos de los artistas más reconocidos en España, como Pichiavo.

“Es increíble cómo se pueden mover con tanta agilidad”, dicen algunos asistentes al evento.

Los bailarines se encontraban dentro de las cocheras, en la parte cubierta, puesto que debido a las malas condiciones meteorológicas la pista inicial de baile quedó encharcada. Los invitados tuvieron el placer de ver una batalla de baile con todo tipo de pasos y acrobacias.

Después de esta actuación, los espectadores pudieron ver cómo se crean los grafitis, de la mano de artistas muy reconocidos, como El niño de las pinturas, Zeta o Spok. Estuvieron presentes desde el primer minuto, cuando comenzaban a realizar los bocetos en la pared, hasta el último, cuando terminaban de dar los retoques finales.

Además, los más pequeños, y los no tan pequeños, tuvieron la oportunidad de utilizar los sprays para pintar un BMW que previamente había sido forrado con madera. Mientras lo hacían, recibieron consejos de algunos expertos. A lo largo de la jornada, el automóvil fue cambiando de color y de diseños.

El evento también contó con música en directo, tocada y cantada por artistas como Maga. Se escucharon temas por parte de DJ como Luis Santos o DJ Ardiya. Otros músicos que pusieron el tono al evento fueron Aurora & The Betrayers, LA o Quique Av.

La comida corrió a cargo de varios food trucks que ofrecían desde perritos calientes y pizza, hasta ensaladas y cafés. Fueron seis los participaron en el evento, La Chapera, Corazón de Ágave, La Rodante, Moose City Burger Club, Feltman’s y Ma Petit Creperie.

Algo que solo se vio el domingo fue la exhibición de skates, puesto que la lluvia del sábado provocó que fuese imposible rodar las ruedas por la pista encharcada. Los profesionales hicieron todo tipo de trucos que dejaron sorprendidos a los espectadores, además tras la exhibición, los que llevaban sus propios monopatines pudieron utilizar la rampa y así practicar y aprender nuevas técnicas.

El evento giró, además de alrededor del arte urbano, en torno al lema ¡Atrévete a todo! Los asistentes mayor de edad y con carné de conducir pudieron gozar de conducir por un circuito cerrado la experiencia de manejar el nuevo modelo BMX X2, que se promocionaba en el festival.

Derrumban las cocheras de Cuatro Caminos

Las cocheras de Cuatro Caminos, de Metro de Madrid, son las más antiguas de España, y aunque siguen en funcionamiento, están cerradas para el público. Las autoridades pretenden derrumbarlas para construir viviendas, pero no es seguro que se efectúe.

Las causas de este derrumbamiento son que el Gobierno no considera que “concurren circunstancias suficientes” para declararlas Bien de interés cultural para la sociedad.

Hay un movimiento llamado Salvemos las Cocheras, que defiende la infraestructura como un Patrimonio Industrial único en el mundo. Además, apoyan la rehabilitación, al igual que se hizo con Matadero, para así revitalizar la oferta cultural del barrio,  de la zona Bravo Murillo.