James Nachtwey, Premio Princesa de Asturias por su labor profesional

El fotoperiodista estadounidense es considerado uno de los mejores reporteros gráficos de las últimas décadas.

El fotoperiodista estadounidense James Nachtwey, especialista en conflictos bélicos, ha sido galardonado este jueves en Oviedo con el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades 2016. Tras una brillante trayectoria profesional mostrando con sus fotografías el horror de la guerra, es considerado uno de los mejores reporteros gráficos de las últimas décadas.

Según ha declarado el jurado, Nachtwey ha sido premiado por “su compromiso profesional”.

Según ha declarado el jurado del Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades, Nachtwey ha sido premiado por “su compromiso profesional”. Este “le ha llevado a cubrir una treintena de conflictos bélicos y crisis humanitarias sin abdicar de los principios éticos del informador ni maquillar el dictamen de la cámara”, ha señalado el jurado en la entrega.

Nachtwey, de aprendiz a maestro
James Nachtwey (Nueva York, 1948) estudió Historia del Arte y Ciencias Políticas en el Dartmouth College, donde se graduó en 1970. Sin embargo, el impacto de las imágenes de la guerra de Vietnam -principalmente- le hizo descubrir su auténtica vocación como fotoperiodista. Aprendió el oficio de manera autodidacta, mientras trabajaba como aprendiz de montador de cine y conductor de camión.

No fue hasta 1976 cuando ejerció por primera vez la profesión como fotógrafo. Desde entonces, ha trabajado en distintas zonas de conflicto, campos de refugiados y ciudades afectadas por ataques terroristas. Toda su trayectoria profesional le ha llevado a convertirse en uno de los más reputados y respetados fotoperiodistas. En total, ha recorrido más de 30 países plasmando con su cámara conflictos armados y desastres humanitarios.

Los Premios Princesa de Asturias están destinados, según recogen los estatutos de la Fundación, a galardonar “la labor científica, técnica, cultural, social y humanitaria” realizada por personas físicas o instituciones. Conforme a este pilar, el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades se concede a aquellas personas “cuya labor de creación e investigación” en actividades humanísticas y en lo relacionado con los medios de comunicación social, “represente una aportación relevante a la cultura universal”.