El mundo de la moda despide a David Delfín

El diseñador, de 46 años, falleció la noche del sábado, a causa de un cáncer que le había provocado tres tumores cerebrales, uno de ellos inoperable.

El mundo de la moda ha despedido, este domingo, al diseñador madrileño David Delfín, de 46 años, quien falleció en la noche del sábado en su casa de Madrid. Delfín padecía desde hace un año un cáncer cerebral que le había provocado tres tumores, uno de ellos inoperable.

El que fuera Premio Nacional de la Moda 2016, hace tan solo unos meses, había dejado de recibir quimioterapia el pasado abril, debido al creciente desarrollo de los tumores. Estos, le habían afectado definitivamente a la movilidad y al habla, pese a que sus órganos vitales seguían luchando por la vida.

Diseñadores y artistas han visitado este domingo la capilla ardiente del modisto, en el salón de actos del Museo del Traje de Madrid, para despedirse de uno de los creadores más irreverentes y surrealistas de la moda española. La Asociación de Creadores de Moda de España (ACME), de la que formaba parte, ha emitido un emotivo comunicado lamentando el fallecimiento.

“Resulta muy difícil para nosotros tener que despedirnos de forma tan prematura de una persona excepcional y un profesional único al que queremos y admiramos enormemente. David entró a formar parte de la familia de ACME en 2005, donde supo ganarse todo el cariño y respeto de sus compañeros de profesión”, afirma la asociación.

El actor Pepón Nieto (Los Hombres de Paco) se ha visto visiblemente afectado en declaraciones a los medios: “Para todo, él era un ejemplo único, raro, irrepetible, arriesgado. Así era para todo, en su faceta creativa y en la personal”.

En esta línea se ha mostrado la directora de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, Charo Izquierdo, quien ha destacado a Delfín como uno de los diseñadores más importantes de España: “Es una noticia muy triste (…) Se ha ido una de las personas más importantes del diseño y de la moda en España; con valentía, ingenio y un saber hacer maravilloso”.

El diseñador madrileño será trasladado a Marbella (Málaga), allí se celebrará un oficio religioso en la iglesia de la Encarnación, para finalmente ser incinerado, por deseo de su madre.