El Festival Eñe vuelve a reivindicar el culto a las letras

La literatura y la cultura han sido las protagonistas en Madrid y Málaga, gracias a este acto, que reflexiona, en su décima edición, sobre su importancia en la sociedad.

El Festival Eñe es un evento literario en torno a la lengua española que busca crear encuentros e intercambios entre escritores nacionales e internacionales. Su décima edición comenzó el pasado 15 de octubre en Madrid y finalizó el 27 del mismo mes en Málaga, con el cierre satisfecho de esta edición. Organizado por la revista Eñe, desde su lanzamiento por La Fábrica en 2005, ha logrado publicar textos de 400 autores, mayoritariamente hispanos. Entre los escritores que han participado este año, se encuentran Antonio Muñoz Molina, Juan José Millás, Almudena Grandes, Javier Morales y Manuel Vilas.

Una vez más, pasó por lugares emblemáticos de la capital, como la Casa de América, la Real Academia Española, el Instituto Cervantes, el Círculo de Bellas Artes o la Plaza Mayor. Esta última fue el escenario donde tuvo lugar el Ring de Poesía, un espacio destinado a desarrollar el ingenio de poetas noveles, que recuerda a las justas poéticas del Siglo de Oro.

Además, el Festival Eñe propuso una amplia variedad de iniciativas con el fin de enriquecer la mirada social de la literatura. Alrededor de una treintena de talleres se desarrollaron en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Entre ellos, se llevó a cabo “Eñe minúscula”, con la pretensión de llegar al público más joven. Además, este año renovó su principal objetivo para no ser solo fomento de la lectura, sino también impulsor de valores que ayuden a mejorar la ciudadanía.

No solo se pudo disfrutar del evento de manera presencial, también dejó huella en la web. A través de Twitter, se organizó un concurso de tuits literarios con el hashtag illycuenta, que contó con el patrocinio de Illycaffé.

En el espacio Programa Profesional Eñe, escritores más experimentados abordaron el tema de la traducción en el proceso de internacionalizar la literatura española. En este plano, el festival se convirtió en una oportunidad para dar el salto a los mercados editoriales a través de debates y mesas redondas.

Javier Morales
El profesor de Escritura Creativa en la Universidad Francisco de Vitoria (UFV) y en la Escuela de Escritores, periodista y autor de novelas como Pequeñas biografías por encargo, participó en el Festival Eñe por segunda vez. Estuvo presente en una mesa redonda presidida por Eva Orúe, en la que, junto con Manuel Rivas, debatió sobre la capacidad de las palabras para cambiar el mundo. Finalmente, determinaron que se trata de un pensamiento “muy ambicioso”.

Es la segunda vez que Morales participa en este festival. El escritor aseguraba haber leído obras que han cambiado su mundo y cree que, aunque no debe ser el principal fin, es importante escribir obras que pretendan cambiar la forma de vida de las personas. “Siempre es una satisfacción que el lector se sienta aludido por lo que escribes, que cambies su mirada hacia las cosas que le rodean”, afirmó Morales.

El Festival Eñe es, para Javier Morales, un lugar enriquecedor tanto para los participantes como para el público. Hizo hincapié, además, en el Premio Eñe al Mejor Relato, que considera una buena oportunidad para que los jóvenes puedan darse a conocer. A estos últimos, les aconseja tener ambición, persistencia y, sobre todo, humildad. “Somos un pequeño eslabón en una cadena”, recordó Morales.