El cuadro robado de Picasso encontrado en Rumanía resulta ser falso

La obra 'Cabeza de arlequín' fue sustraída "entre otras" hace seis años y una escritora pensaba haberla encontrado, hasta que ha descubierto que todo formaba parte de un proyecto artístico.

Museo Kunsthal de Rótterdam, donde se produjo el robo. Foto: Jaap Vogel

En 2012 tuvo lugar en el museo Kunsthal de Rótterdam un atraco que duró apenas tres minutos. En él, siete cuadros fueron robados, obras de Picasso, Monet o Matisse, entre los que estaba Cabeza de arlequín. En 2014, cuatro rumanos fueron encarcelados por ello y tuvieron que pagar 18 millones de euros a las aseguradoras de lienzos, que es el valor total de las obras robadas. Sin embargo, estas jamás fueron encontradas y se pensó que habían sido destruidas para eliminar pruebas.

El pasado 18 de noviembre, llegó la noticia de que esta obra de Picasso había sido hallada enterrada en un bosque al este de Rumanía. La escritora holandesa Mira Feticu fue quien recibió un mensaje anónimo con la localización del cuadro y fue el sábado a buscarlo para entregarlo a la Fiscalía del país. Esta dio la noticia de que se creía haber encontrado Cabeza de arlequín, aunque tendría que examinarse en profundidad para asegurarse de su autenticidad.

El mismo día por la noche, tras hablar con Mira Feticu, la televisión holandesa explicó que el cuadro era falso y formaba parte de un proyecto artístico que la escritora desconocía. Feticu recibió un mensaje en el cual dos directores de teatro belgas, Yves Degryse y Bart Baele, le explicaban que ellos fueron los autores de la primera carta y que todo formaba parte de una obra de teatro.

“Fue preparado en silencio en los últimos meses, con la idea de traer de regreso ‘Cabeza de Arlequín’ de Picasso” , han publicado Yves Degryse y Bart Baele en su página web.

El proyecto artístico
El proyecto artístico está enfocado a la figura del falsificador de cuadros holandés Geert Jan Jansen, cuyas copias de grandes artistas triunfaron en 1990, a debatir el valor en el mundo del arte y a traer de vuelta Cabeza de arlequín, así lo explicaban en su página web: “fue preparado en silencio en los últimos meses, con la idea de traer de regreso Cabeza de arlequín de Picasso”. Los dos directores, miembros de la compañía de teatro Berlín, lanzaron el 15 de noviembre el proyecto en Bélgica e hicieron llegar un mensaje anónimo a Mira Feticu con la localización del cuadro falso de Geert Jan Jansen.