Rubiales anuncia un nuevo formato para la Supercopa de España

La Supercopa contará con los dos primeros clasificados de liga y los dos finalistas de copa, y se jugará fuera de España.

El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, anunció este martes su intención de establecer una fase final con cuatro equipos en la Supercopa de España. Este nuevo formato, que se jugará fuera de España, contará con la participación de los dos primeros clasificados de LaLiga Santander y los dos finalistas de la Copa del Rey. Rubiales también informó del interés de la RFEF por crear un Centro de Excelencia Arbitral en los Desayunos Deportivos de Europa Press.

El formato de la Supercopa ya cambió por primera vez en la historia el año pasado. Barcelona y Sevilla se jugaron el título a un partido fuera de España, concretamente en el Estadio de Tánger, Marruecos. La intención del presidente de la RFEF es que la siguiente Supercopa se dispute una final a cuatro de cinco días –dos semifinales y una final, sin partido de tercer y cuatro puesto– fuera del país.

Con este nuevo formato, que tiene que ser aún aprobado por la Asamblea de la RFEF en abril, la RFEF busca hacer del torneo «una fiesta del fútbol» y crear un mayor interés por la Supercopa.

El primer clasificado de liga jugará con el subcampeón de copa, y el segundo clasificado de liga con el campeón de copa. En caso de coincidir los equipos, Rubiales aseguró que la federación tirará del historial de la Copa del Rey. «De esta manera, conseguimos que la marca de los clubes españoles no se circunscriba únicamente a uno o dos equipos», aseguró Rubiales.

Además, Rubiales aprovechó el acto para anunciar el interés de la federación por instalar un Centro de Excelencia Arbitral en la Ciudad de Fútbol de Las Rozas de Madrid. La sede de la selección, junto al Comité Técnico de Árbitros (CTA), fue la encargada de formar a los árbitros responsables del VAR en el Mundial de Rusia y la Liga de Campeones.

Congestión de partidos
Este nuevo formato de la Supercopa supone un mayor esfuerzo físico para los equipos que la disputen. Si todo va según lo previsto, el torneo se jugará una semana antes del arranque de la LaLiga Santander, por lo que los cuatro conjuntos que debuten en la nueva configuración de la Supercopa, y en especial los dos que alcancen la final, arrastrarán un más desgaste que el resto de los clubes.

A este dato hay que añadirle que también hay otras competiciones antes de la Supercopa. Entre ellas, la Supercopa de Europa (si la disputa algún algún equipo español), y las rondas de clasificación para la Liga de Campeones y la Liga Europa, por lo que si algún participante del nuevo formato juega el resto de campeonatos o preliminares acumulará más cansancio.

La batalla con Tebas
El presidente de LaLiga, Javier Tebas, aseguró que la propuesta de Rubiales es «una nueva ocurrencia» que «se toma sin saber los efectos que tiene y generando falsas expectativas».  Tebas, que intentó llevar el fútbol español a Miami, sin éxito, apuntó que el nuevo formato de la Supercopa «afecta a la competición de LaLiga» y que Rubiales tiene «abandonado el fútbol no profesional, que es el que realmente le corresponde»: