Rosberg aparca su carrera profesional

El piloto de Fórmula 1 ha explicado que ya ha conseguido su objetivo y está "en la cima".

 | Autor: Nico Rosberg.
El alemán aparca el coche con 31 años, tras haberse proclamado campeón del mundo en Abu Dhabi. | Autor: Nico Rosberg.

Nico Rosberg deja la Fórmula 1. El piloto alemán, de 31 años, ha anunciado este viernes, cinco días después de proclamarse campeón del mundo en el Gran Premio de Abu Dhabi, que ya ha cumplido su objetivo profesional. “He escalado mi montaña, estoy en la cima, me siento bien”, ha expresado el ya expiloto en su página de facebook.

El considerado indigno hijo de su padre -Keke Rosberg- por los más críticos, culminó su trayectoria profesional este domingo. “Hace 25 años que participo en carreras y, desde entonces, solo había tenido un sueño: ser campeón mundial de Fórmula 1″, ha explicado Rosberg, quien dice haber pasado una “dura” temporada.

Rosberg: “Mi mayor fuente de orgullo en el automovilismo será siempre haber ganado el campeonato mundial con Silver Arrows”.

“Tuvo un impacto en aquellos a los que amo”, ha explicado el expiloto. De hecho, repercutió en “un esfuerzo familiar conjunto de sacrificio constante”. El deportista puso estas realidades “por detrás” de su objetivo de ser campeón del mundo, algo que no quiere repetir.

“Con mucho trabajo, dolor y sacrificios”, Rosberg ha llegado a su meta profesional. “Este ha sido mi objetivo y ya lo he logrado”, ha afirmado el deportista, quien dice haber apretado “como un loco” todas las áreas de fallo “tras las decepciones de los dos últimos años”. Asimismo, ha reconocido que este hecho le sirvió de “motivación” para llegar a “niveles que nunca antes había experimentado”.

Rosberg dice sentirse bien, aunque reconoce que “la única cosa que dificulta esta decisión” es poner a su “familia deportiva” en una “situación complicada”. Sin embargo, ha asegurado que Toto Wolff (Torger Christian Wolff) “lo entendió”. “Supo inmediatamente que estaba completamente convencido y me respaldó”, ha explicado el alemán.

“Mi mayor fuente de orgullo en el automovilismo será siempre haber ganado el campeonato mundial con este increíble grupo de gente, Silver Arrows”, ha concluido Rosberg, quien aparca el coche para cruzar “la próxima esquina” de su vida y ver lo que le tiene “reservado el futuro”.