Muere Serena, exjugador del Real Madrid

Fue el héroe en la final de Copa de Europa de 1966, ganada por el Real Madrid.

Serena, durante un partido con el Real Madrid. Fuente: /commons.wikimedia.org

Francisco Rodríguez Serena ha fallecido a los 77 años. El jugador militó en el Real Madrid en la década de los 60. Su momento más recordado es el gol que dio al Real Madrid su sexta Copa de Europa en el año 1966, ante el Partizan de Belgrado.

El extremo derecho llegó al fútbol de élite tras pasar por las categorías inferiores del Real Madrid. Antes de recalar en el primer equipo madridista, jugó dos temporadas en el Club Atlético Osasuna, en calidad de cedido. En 1963 ingresó de nuevo en su club y permaneció en él cinco temporadas.

“Fue un gol de pura intuición”, comentaba el jugador en repetidas ocasiones al ser preguntado por su tanto en la final europea. Dicho gol supuso el fin de una era en el Real Madrid, en la que se conquistaron las seis primeras orejonas. Después de esa final disputada en Bruselas, llegó una sequía de 32 años en el club blanco. Los aficionados madridistas tuvieron que esperar hasta 1998 para volver a ver a su equipo en lo más alto del continente.

86 partidos de blanco
Durante las cinco temporadas que estuvo a las órdens de Miguel Múñoz, el futbolista disputó 86 encuentros y anotó gol hasta en 15 ocasiones. Su mejor campaña fue la 1964-65, en la que logró seis dianas en 14 partidos. Solo 10 de los partidos que jugó fueron en Copa de Europa. Aparte del éxito al alzarse con la máxima competición del continente europeo, también logró conquistar la Liga en cuatro temporadas.

Tras su paso por el club madrileño firmó por el Elche. En el club ilicitano permaneció durante dos temporadas en las que no logró ningún título, pero sí que fue subcampeón de Copa en 1969. En 1970, el Sant Andreu de Barcelona se hizo con los servicios del madrileño. Tras 6 temporadas en el club catalán, Serena anunció su retirada.

Serena también debutó con la selección española en enero de 1963. Disputó un solo encuentro amistoso contra Francia, que terminó con 0-0 en el marcador. José Villalonga, seleccionador español de la época, dio paso al jugador en la segunda mitad.