Márquez se proclama, por quinta vez, campeón de MotoGP

El piloto de Honda ha conseguido su séptima victoria mundial en Japón.

Marc Márquez, durante una carrera en MotoGP. Foto: Box Repsol.

Marc Márquez se ha proclamado campeón del mundo por quinta vez en la categoría reina de motociclismo en el circuito de Motegi en Japón. Con este triunfo, suma siete títulos mundiales en el conjunto de toda su carrera con una victoria en 125 cc y otra en Moto2.

A sus 25 años, ha alcanzado a Michael Doohan y ha obtenido este último título a falta de tres grandes premios para el final del campeonato 2017/2018. Comenzó la carrera en sexta posición y tras la caída de Andrea Dovicioso, por tanto, se proclamó vencedor antes de terminar la prueba.

Durante la celebración, el de Cervera, sufrió un incidente cuando, al ir a felicitarle su compañero de profesión Scott Reding, se le salió el hombro y tuvieron que atenderle en la pista. Fue su propio hermano, Alex Márquez, quien le atendió y así pudo seguir con su festejando.

La rivalidad con Rossi
El duelo entre Valentino Rossi y Marc Márquez sigue candente, especialmente desde el incidente que tuvieron en el Gran Premio de Malasia, en 2016. Desde este momento hasta ahora, se han sucedido diferentes encuentros en los que se ha podido comprobar la rivalidad entre ambos pilotos. Rossi ha rechazado numerosas veces los intentos de acercamiento de Márquez. No obstante, el italiano le felicitó: “Marc Márquez se ha merecido este campeonato, ya que ha sido el piloto más fuerte”.

Laureado por sus compañeros
Además, su compañero de equipo, Dani Pedrosa, también ha felicitado a Márquez por su séptimo campeonato, a través de su cuenta de Twitter. “Quiero felicitar a Marc y a todo su equipo. Un año más, ¡una temporada increíble!”, expresó Pedrosa con tono de expiloto, ya que se retira de MotoGP al final de temporada. “Un piloto como Marc está en continua evolución, ya que empezó a ganar muy joven y todavía tiene mucha chispa. Una cosa que tiene muy buena es que ha sabido adaptarse a una categoría que ha ido cambiando”, añade Pedrosa.

“Los números de Márquez asustan. Mejora año tras año y es un piloto que no se contenta. Le gusta trabajar, mejorar y no vive del éxito del año anterior. Todo esto es lo que le hace campeón. Cuesta pensar en jugarme el próximo Mundial con él”, afirmó el piloto de Ducati Andrea Dovicioso, al finalizar la carrera.

Maverick Viñales, otro de los jóvenes pilotos de la categoría, dio la enhorabuena al de Cervera. “Marc ha sido muy consistente. La consistencia le ha dado el título aquí en Japón. Darle la enhorabuena tanto a él como a Honda, han construido un campeonato brillante. Tal y como estamos ahora, no podemos ni asomarnos a él”, declaró Viñales.

“Aunque le des un Vespino, va a ganar”, aseveró Álvaro Bautista.

Álvaro Bautista reafirmó el sobresaliente estado físico y mental de Márquez: “Lo de Marc es increíble. Está en un nivel físico y mental muy alto. Él cree que puede ganar y aunque le des un Vespino va a ganar. Esto te lo da la confianza de ser fuerte en todas las circunstancias. Si sigue así será difícil pararle”.

El apoyo de un hermano
Alex Márquez, su hermano y piloto de Moto2, mostró, por medio de una carta, su alegría por su séptimo campeonato y el nerviosismo que vivió durante la carrera. “Has sido inteligente para saber esperar y atacar cuando tocaba”, señaló el pequeño de los Márquez. Además, destacó el trabajo en equipo de toda la escudería de Repsol Honda.

Como si fuese el mayor de los hermanos, Álex recalcó la madurez de Marc. “Concentrado, sabiendo trabajar cuando te iba mal”, afirmó el piloto de Moto2. “Yo sé que no tienes tope porque en Australia vas a dar más gas que ninguno. Ese es tu punto fuerte: el hecho de vencer te da más ganas de volver a hacerlo. Siempre estás con ganar y ganar y seguir haciéndolo”, concluyó Alex Márquez.