Marc Márquez, un campeón de récord

El corredor español se ha coronado campeón del mundo por sexta vez en su carrera. Con tan sólo 24 años el español ya es historia viva del motociclismo mundial.

Marc Márquez se ha coronado campeón del mundo de la categoría reina. El de Cervera (Lérida) ha conquistado así su cuarto campeonato de MotoGP, el sexto entre todas las categorías. Una competición que llegó hasta la última fecha. Valencia decidía el ganador y Márquez así lo sabía. Con todo a favor, el español consiguió salvar una caída que a punto estuvo de dejarlo sin su sexta corona. En frente, ha luchado contra Dovizioso. El italiano, compañero de equipo de Jorge Lorenzo, compitió contra un vencedor que parece invencible. Márquez habló de su rival tras la consecución del título: “La rivalidad con él fue muy sana”.

“Nadie se cansa de ganar”, asegura Márquez.

Con tan solo 24 años, Márquez continúa haciendo historia en el mundo del motociclismo. Una nueva victoria, de la que dijo: “Nadie se cansa de ganar”. El catalán valoró el título conquistado y recordó las claves del campeonato: “Lo mejor del año fue Valencia, pero esto fue una consecuencia de otros puntos clave en el curso. En Alemania me puse líder antes de vacaciones y Brno para empezar bien después. En Argentina llegó la gran cagada del año, me tiré de los pelos. Por mi exceso de ganas cometí errores que ya hice la campaña pasada”.

Un “niño” de récords

Marc Márquez, un joven siempre pegado a una moto, se coronó campeón de 125 cc en 2010. Dos años más tarde, ya en Moto2, fue proclamado campeón del mundo en Australia y dio el salto a la categoría reina. MotoGP esperaba a un chaval con ganas de más y así lo demostró en su primer curso. En noviembre de 2013 y después de un sufrido campeonato, Márquez culminó como el campeón más joven de la historia en MotoGP. El de Cervera rompió todos los récords y comenzó a forjar su leyenda. Una temporada después, continuó formándose como piloto y lo hizo a lo grande. Revalidó el título de campeón del mundo, pero no solo eso. Márquez consiguió vencer en un total de 10 carreras consecutivas e igualó a Giacomo Agostini, quien lo consiguió en los años 1968, 69 y 70. El español, además, igualó los números del propio Agostini de conseguir ganar las primeras ocho carreras del campeonato.

En 2015 y tras dos mundiales consecutivos, no pudo alzarse con el tercero. Fue un año de aprendizaje que sirvió al motociclista para, un curso más tarde, volver a coronarse en el olimpo. Márquez se proclamaba en 2015 con su tercera corona en MotoGP, la quinta de su carrera. Por último, ha vuelto a conquistar de forma magistral un nuevo campeonato: el sexto de su carrera y después de salvar los muebles en Valencia. Con todo a favor, Márquez arriesgó al intentar adelantar a Zarco y a punto estuvo de ir al suelo. De forma milagrosa, salvó una caída que le hubiese arrebatado el campeonato.

Con cuatro títulos de MotoGP, Marc Márquez se sitúa como el cuarto con más títulos en la historia de la competición. Por delante, Giacomo Agostini “con ocho títulos” y Valentino Rossi, aún en activo, con siete, son sus rivales a batir. Además, Mick Doohan posee uno más que el catalán. Son unos números que parecen accesibles para un motociclista que pese a sus 24 años ya rompe todos los récords.