Los jeques desembarcan en el fútbol europeo

La mayoría de los mandatarios, pertenecientes a la realeza o muy cercanos a ella, han decidido invertir en el balompié para expandir su marca.

Nasser Al Khelaïfï, a la izquierda en la presentación de Lucas Moura.

Alfonso García Gabarrón, presidente de la U.D. Almería, ha vendido sus acciones a Turki Al-Sheikh. Este caso el más reciente donde se produce la llegada de capital árabe al futbol europeo y español. Turki Al-Sheikh es ministro saudí y llega avalado por el Gobierno de su país.

El caso del Almería ha levantado revuelo en la ciudad. El número de socios ha aumentado hasta llegar a ser el más alto de su historia en Segunda División. El nuevo propietario llegó con las ideas claras. Tuvo la intención de cambiar las equipaciones y el escudo, pero la afición se opuso y finalmente no lo hizo.

https://platform.twitter.com/widgets.js

En los partidos como local, ha decido regalar un coche entre los asistentes al partido, lo que ha supuesto que se genere ilusión con el saudí. También ha hecho una inversión en fichajes y es el equipo que más dinero ha gastado de la categoría. En España, existe también el caso del Málaga, que actualmente no pasa por su mejor momento, debido a las gestiones de su presidente, Abdullah Bin Nasser Al Thani.

Los jeques han llegado a Europa con grandes aspiraciones, se centran en el aspecto deportivo, ya que el aspecto económico no les preocupa tanto. Sueñan con tener un gran equipo que pueda llegar a jugar competiciones europeas. Los mejores ejemplos en Europa son el Manchester City o el Paris Saint-Germain (PSG)

El Manchester City era un equipo de media tabla de la Premier League que luchaba por no descender, pero con la llegada de Khaldoon Al Mubarak, político de Emiratos Árabes Unidos, la situación del club inglés ha cambiado radicalmente. Llegó en 2010 y el gasto en fichajes asciende a más de 1.000 millones de euros. En la actualidad, el equipo es de los mejores del país y su objetivo fundamental es ganar la Champions League. El PSG, equipo parisino, ha evolucionado de la misma manera gracias a Nasser Al-Khelaifi, empresario catarí. El gasto en fichajes también supera los 1.000 millones de euros, entre ellos está el más caro de la historia del fútbol. Neymar aterrizó en París desde Barcelona a cambio de 222 millones de euros.

Khaldoon Al Mubarak saluda a Patxi López después de una reunión.

Los mandatarios árabes llegan con patrocinadores que ayudan para confeccionar una gran plantilla.  Son cada día más los jeques interesados en clubes de Europa, ya que ven un buen mercado de oportunidades para expandir su marca. Los principales gobiernos que los avalan son los de Qatar, Arabia Saudí y Emiratos Árabes.