La Liga impone que todos los dorsales tengan la misma tipografía

Los equipos tendrán el mismo tipo de letra y número a partir de la próxima temporada.

La Liga se ha basado en la Premier League, la cual ya lleva usando esta medida desde hace cuatro años. Autor: Ramón Sánchez.

Los 20 equipos que conforman la Primera División española y los 22 de la Segunda llevarán la misma tipografía en sus dorsales a partir de la próxima campaña, la 2017/2018. Esta medida ha sido aprobada por la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) con el objetivo de facilitar, en especial a los árbitros, la legibilidad de los nombres y los números en los partidos, y así también que tengan las mismas dimensiones y formas.

Esta medida ya se aplica en la primera división inglesa, donde los 20 clubes que conforman la Premier League llevan la misma serigrafía desde hace unas cuantas campañas. No obstante, esta directriz solo afecta a la liga local en el caso de los ingleses, ya que en cualquier competición no doméstica (Champions League, Europa League…) hay vía libre para adoptar la tipografía que prefieran.

La asamblea tuvo lugar hace una semana en España, y ya está muy avanzada en lo que a cambios se refiere. Las diferentes marcas que patrocinan a los diversos equipos de las dos competiciones ya están al tanto de esta nueva directriz para los diseños que comienzan en el mes de agosto. Ahora, la tarea depende de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), que será, a partir de la temporada que viene, la encargada del diseño de una única tipografía para un total de 42 equipos.

El Real Madrid, en contra de la propuesta
El Real Madrid ha emitido un burofax en el que explica su malestar y su inconformismo ante esta nueva ley. El club explica que esta directriz le quita creatividad a los equipos y su derecho a personalizar sus dorsales a su gusto o el de la marca que los patrocine.

El equipo blanco, a su vez, ha comunicado al organismo que dirige Javier Tebas que está totalmente en contra de esta imposición y que, por lo tanto, ordenará a sus suministradores oficiales que continúen su trabajo como en los últimos años.

La LFP planea crear una sanción económica a los clubes que no cumplan esta nueva ley ante la negativa del Real Madrid y de otros equipos que, por ejemplo, dependen del dinero de sus patrocinios para mantenerse en la categoría.