La chilena de Cristiano se une a los mejores goles de la historia

El penalti de Panenka, la parábola de Roberto Carlos o la carrera de Maradona son algunos de los ejemplos de goles que pasaron al Olimpo del fútbol.

El astro portugués alcanzó el balón a una altura de 2,38 metros. Autor: OP Marketing.

Cristiano Ronaldo consiguió, el pasado 3 de abril, el gol que le faltaba en su colección. A una altura de 2,38 metros (casi la altura del larguero de la portería), el jugador luso conectó una potente chilena que culminó en el fondo de las redes de la portería defendida por Gianluigi Buffon. Un gol que, a pesar de subir en el marcador, fue ovacionado por todo el estadio italiano. Con este gol, el astro portugués entra en la lista de los jugadores con los mejores goles de toda la historia.

Si a chilenas se refiere, el puesto número uno es para el sueco Zlatan Ibrahimovic. El atacante de los Angeles Galaxy marcó con esta famosa acrobacia a una distancia de 40 metros frente a Inglaterra, hecho que le llevó a obtener el Premio Puskas al mejor gol del año. Aunque también cabe destacar a Hugo Sánchez. El futbolista mexicano es, hasta la fecha, el jugador que más veces ha anotado de chilena en la historia de España y del fútbol.

Continuando con goles acrobáticos, Falcao y Griezmann encabezan la lista de las mejores dianas de volea. Tanto colombiano como francés se impulsaron en al aire, a la altura de la frontal del área, y perforaron las redes de América de Cali y Olympique de Lyon, respectivamente.

Messi emuló a Maradona con el gol que consiguió frente al Getafe. Autor: Fº Javier Fernández.

A balón parado, Roberto Carlos no tiene rival en la clasificación. El gol del lateral brasileño fue calificado de imposible porque la curvatura extrema que tomó la pelota desafió a la misma física, ya que sorteó la barrera por uno de sus laterales y perforó las mallas de Barthez. Tampoco se queda lejos Ronny Heberson. El brasileño pasó a la historia por convertir el gol más potente de todos los tiempos, a una velocidad de 211 km/h.

Con menos fuerza y más maña, el gol de Diego Armando Maradona frente al combinado inglés es, junto con el de Leo Messi al Getafe, el mejor tanto de la historia del fútbol. Los dos argentinos consiguieron sendas dianas al dejar en el camino a todos los defensores de ambos conjuntos, incluyéndose los porteros.

En el punto de penalti destacan dos nombres. El primero, el de Antonín Panenka. El futbolista checo decidió improvisar en la tanda de penaltis de la final de la Eurocopa de 1976 y batió al portero rival mediante una vaselina. El segundo, Pelé. El considerado mejor jugador de fútbol de todos los tiempos realizó una pausa antes de patear el balón en la Copa Mundial de 1970. El gol pasaría a la historia bajo el nombre de “paradinha”.