Fernando Alonso estrella el coche en su última prueba para Honda

El asturiano, pese al accidente, acabó el recorrido y quedó en sexta posición en los test de Abu Dhabi.

El piloto español Fernando Alonso ha puesto punto y final a su relación con McLaren Honda en el último test del año en F1, donde sufrió un accidente en la curva 19. El asturiano pudo regresar y finalizar el programa de mejoras que estaba realizando su escudería para la próxima jornada, y quedó sexto.

Tras dar 115 vueltas al circuito de Abu Dhabi (probando los neumáticos Pirelli de 2018), Fernando Alonso se despide del McLaren Honda y cierra tanto una temporada para olvidar, como tres años cargados de frustración y desesperación por los constantes fallos que ha presentado el motor Honda durante todo este período. El ovetense quedó en la sexta posición en una jornada marcada su accidente inicial y por las buenas sensaciones que dejó Kubica.

El accidente en cuestión de Fernando no tuvo consecuencias graves, pues tras chocarse con el muro fue capaz de salir por su propio pie, y el piloto se encuentra en perfectas condiciones. Sin embargo, esta vez el choque se produjo a raíz de un error de pilotaje del asturiano, y no de un fallo del motor. Si bien Fernando había reiterado en varias ocasiones que, pese a la falta de resultados que estaba ofreciendo su motor, él se encontraba en su mejor momento, en esta ocasión no consiguió controlar su vehículo. No obstante, y tras 25 minutos de parón, Alonso logró terminar el programa en la sexta posición. Su coche fue retirado mediante una grúa y presenta daños en el alerón delantero.

Alonso ha querido tomarse el incidente con humor (al igual que ha hecho en otros momentos de la temporada) y ha colgado en su Instagram una foto para calmar los ánimos. Además, ha admitido que esta ha sido una temporada de la que han tomado buena nota de los problemas que han ido teniendo, y que se ha ido mejorando pese a los resultados obtenidos.

Fernando ya tiene la vista puesta en la próxima temporada, en la que seguirá conduciendo un McLaren, pero esta vez con el motor Renault, en vez del Honda (a falta de que se hagan todavía las pruebas). Está por ver si su recorrido de la mano de este nuevo motor le depara un futuro exitoso, pero puede haber dejado atrás los fallos de un motor que le han condicionado durante estos últimos tres años.