La Champions League ya tiene emparejamientos de octavos de final. El sorteo celebrado este lunes por la UEFA en su sede de Nyon (Suiza) ha dejado una serie de enfrentamientos no exenta de emoción. El actual campeón de este torneo, el Real Madrid, se enfrentará al Nápoles italiano. El conjunto de Zinedine Zidane se clasificó como segundo de grupo y tendrá que jugar el partido de vuelta en casa del rival.

El Real Madrid se clasificó como segundo de grupo y tendrá que jugar la vuelta en casa del rival.

El Barcelona, como si de un déjà vú se tratara, se enfrentará de nuevo al PSG francés. Los barcelonistas se verán las caras con su rival de cuartos de final de la última edición. Sin duda, los grandes beneficiados del sorteo han sido el Atlético de Madrid, que se enfrentará al Bayern Leverkusen y el Sevilla, que hará lo propio con el actual campeón de la Premier League inglesa, el Leicester City.

Ventaja de campo
Barcelona y Atlético, que terminaron la fase de grupos como primeros, disputarán a domicilio el primer partido, en el Parque de los Príncipes y Bay Arena respectivamente. El Sevilla jugará primero en el Sánchez Pizjuán. Los encuentros de ida se celebrarán entre el 14, 15, 21 y 22 de febrero, mientras que los de vuelta serán el 7, 8, 14 y 15 de marzo.

La ida se celebrará entre el 14, 15, 21 y 22 de febrero, mientras que la vuelta será el 7, 8, 14 y 15 de marzo.

El Manchester City de Guardiola se enfrentará al actual líder de la liga francesa, el Mónaco. Los portugueses del Benfica lucharán por un puesto en cuartos de final contra el Borussia Dortmund. El equipo alemán ya demostró cómo se las gasta en esta competición, al quedar primero en un grupo que contaba con la presencia del actual campeón, el Real Madrid.

El Bayern de Múnich de Anccelotti jugará contra el Arsenal, en el que será uno de los enfrentamientos más repetidos recientemente. El último emparejamiento tendrá como protagonistas al Oporto de Iker Casillas y a la Juventus italiana. Entre las particularidades del sorteo de esta edición estuvo la presencia del nuevo presidente de la UEFA, el esloveno Aleksander Ceferin.