Enfrentarse al Real Madrid en una final internacional, en los últimos 14 años, parece que es sinónimo de derrota. Tras conquistar el pasado domingo el mundialito de clubes, el conjunto blanco acumula con victoria sus últimas nueve finales continentales e intercontinentales. Una racha que entra por la puerta grande en los anales de la historia del fútbol mundial y del que fue considerado por la FIFA como el mejor equipo del siglo XX.

El panorama futbolístico actual tiene un claro dominador. Un dato es incontestable, al conjunto de la capital de España nadie le tose cuando se trata de disputar una final internacional. Equipos de la talla de Bayern de Munich, Milán, Manchester United, Atético de Madrid o Barcelona cuentan con algún borrón en el curriculum de torneos perdidos en la fase decida en estos últimos 14 años. Mientras que los catalanes perdieron la Supercopa de Europa de 2006 contra el Sevilla, el Bayern de Múnich fue derrotado en 2010 en la final de la Liga de Campeones por el Inter de Milán.

Zidane, contigo empezó todo
El 9-0 en finales que lleva infringiendo el Real Madrid a sus rivales comenzó, precisamente, con una volea de su actual entrenador. La primera final ganada de la actual racha tuvo lugar en Glasgow en un partido en el que los blancos se enfrentaron al Bayer Leverkusen y que pasó a la historia por aquel auténtico golazo de Zinedine Zidane.

El resto de rivales que sufrieron el poderío del Real Madrid fueron el Atlético, con el ya épico gol de Ramos y el penalti fallado por Juanfran, el Sevilla, en dos finales, el mencionado Bayer Leverkusen, el Feyenoord en la Supercopa de Europa, el Olimpia de Asunción, el San Lorenzo y el Kashima Antlers. Una secuencia de victorias que engorda las vitrinas blanca con tres Champions, tres Supercopas de Europa, una Intercontinental y Mundiales de Clubes.

La victoria del Real Madrid en el último mundialito de clubes no solo ha dejado la portentosa racha de nueve victorias consecutivas en finales. Los merengues han superado al Barcelona y se convierte en el club con más títulos internacionales en la historia del fútbol.