Los aficionados del Real Madrid y del Atlético de Madrid están de enhorabuena. El conjunto blanco se clasificó este martes para su séptima semifinal consecutiva de la UEFA Champions League, convirtiéndose en el primer equipo del continente que lo logra en toda la historia del torneo. Mientras que los de la ribera del Manzanares llegan a su tercera semifinal en cuatro años.

El Real Madrid fue superior al Bayern de Múnich, su rival de cuartos de final, durante toda la eliminatoria. En el partido de vuelta, disputado en el Bernabéu, los de Zidane le endosaron un 4-2 a unos alemanes luchadores pero poco inspirados en su juego. El colegiado del partido, el húngaro Viktor Kassai, no tuvo su noche y concedió dos goles a Cristiano Ronaldo en fuera de juego.

Por su parte, el Atlético de Madrid, empató a uno en Inglaterra en el partido de vuelta de la serie contra el Leicester. Un gol de cabeza de Saúl confirmaba el buen momento de los rojiblancos y aseguraba la renta de un gol a cero del partido de ida jugado en el Calderón.

Hasta la llegada de José Mourinho al Bernabéu, el Real Madrid llevaba seis años sin pasar de octavos de final.

La buena sintonía del Real Madrid con la penúltima fase de Champions League en los últimos años tiene un padre, que no es otro que el entrenador portugués José Mourinho. El luso logró que los blancos pasaran a semifinales en la temporada 2010-2011, después de seis años sin superar la ronda de octavos.

El Real Madrid es además el club europeo que más veces ha estado entre los cuatro mejores de la competición. Lo ha logrado en 28 ocasiones. El segundo es el Bayern de Múnich, que se queda con 18. Le sigue el Barcelona, a falta de saber lo que ocurrirá este miércoles, suma 15.