El Real Madrid planea su salida de la ACB

El equipo blanco está estudiando dos procesos jurídicos para abandonar la Asociación de clubes de baloncesto al final de esta temporada.

El Real Madrid ha comenzado a mover diversos procesos jurídicos con el fin de llevar a cabo la salida de la ACB al final de esta temporada. La decisión se tomó después de disputar, el 17 de febrero, la final de la Copa del Rey.

El estudio de las dos posibles vías jurídicas para abandonar la liga por parte del equipo blanco vienen dadas por una actuación indebida tanto por parte de la ACB como de los árbitros que estuvieron en el partido.

Por un lado, el club arremete contra la ACB por las explicaciones insuficientes que dio en una rueda de prensa ante el incidente ocurrido en la final en la que afirmaron que: “Cada vez contamos con más avances tecnológicos y debemos usarlos de la manera adecuada para ayudar al estamento arbitral a tomar las decisiones correctas, siempre sabiendo que se ha de convivir con el error humano. Mejorar de forma relevante este aspecto y en la formación técnica de manera continuada durante toda la temporada es una prioridad para nosotros en los próximos meses, y lo vamos a hacer conjuntamente con el colectivo arbitral”.

Por el otro, el Real Madrid acusa a los árbitros por su actuación indebida pese a que estos admitieran en un comunicado que habían cometido “errores graves en el final del partido”. Además, los colegiados dicen aceptar y acatar “las decisiones que pueda tomar la ACB en relación con dichos errores”.

Pese al posible, abandono de la ACB, el Real Madrid ha dicho que su participación en Euroliga, seguirá siendo posible puesto que no hay ningún tipo de vinculación entre ambas competiciones. Además, la participación en la ACB no aporta prácticamente beneficios económicos al club madridista en comparación con lo que ganan en la Euroliga ya que hay que tener en cuenta que solo con los derechos de televisión obtienen alrededor de 4,5 millones de euros.

Sin embargo, aunque no haya prácticamente inconvenientes para que este equipo abandone la competición ya que, además de la poca pérdida de dinero, El Real Madrid no tiene ningún contrato vinculante con la ACB, por lo que lo único que esta podría pedirle es cierta cantidad por las consecuencias publicitarias que pueda tener. El Real Madrid dejará en manos de sus socios la decisión de permanecer o abandonar la ACB.