El Numancia se suma a los ‘matagigantes’ históricos de la Copa

El conjunto soriano pasa a la siguiente ronda tras imponerse por un 3-2 en el global al Málaga.

La entidad castellana, atraviesa su mejor momento al encontrarse en puestos de ‘play off’ en Segunda. Autor: Real Oviedo.

El C.D. Numancia ha conseguido su pase a los octavos de final de la Copa del Rey de fútbol. Lo ha hecho tras eliminar a un primera división como lo es el Málaga C.F., con un global de 3-2 entre el partido de ida en Soria y el de vuelta en la ciudad andaluza. Los de Jagoba Arrasate continúan, por tanto, invictos en la competición copera y ya esperan en la siguiente ronda a un posible rival de Primera División.

A estas alturas de la Copa del Rey ya es turno para el enfrentamiento de equipos de Primera División contra rivales de ligas muy inferiores a la de oro del fútbol español. Y con el inicio de estos choques más de una vez se dan sorpresas, como la vivida en Málaga en esta edición. En la historia de la Copa del Rey se han dado muchas veces casos de clubes que estando en Segunda o en Segunda B, o incluso en Tercera, han podido superar a sus contrincantes de Primera División. A continuación, los casos más llamativos de estos matagigantes:

Albacete vs. Atlético

Este top comienza con el choque entre el Albacete y el Atlético de Madrid en la temporada 2011-2012. El club manchego militaba en Segunda B, mientras que los rojiblancos lo hacían en la parte alta de la clasificación de Primera. En el encuentro de ida, disputado en el Carlos Belmonte, los locales le echaron garra y espíritu y lograron un sonado 2-1 a favor. Y mejor aún sería la vuelta en el Vicente Calderón. Los colchoneros salieron a remontar el choque, pero el “0” local no se movería en los 90 minutos, a diferencia del visitante, que terminó con un 0-1 favorale a los albaceteños.

Con esta derrota, el club del Manzanares destituyó a su entrenador, Gregorio Manzano, y contrató a un argentino venido desde el Racing de Avellaneda llamado Diego Pablo Simeone.

Poli Ejido vs. Villarreal

Un poco más atrás en la historia de la Copa, concretamente en la temporada 2008-2009, se encuentra la eliminatoria que enfrentaba al Polideportivo Ejido, equipo que militaba en Segunda B, con el Villarreal, club que disputaba competición europea esa temporada. El partido de ida en Almería fue el más sonado de todos. Y es que el equipo andaluz endosó una manita a los castellonenses, dejando prácticamente sentenciada la eliminatoria. En la vuelta, los de Pellegrini no pudieron con el sistema defensivo de los visitantes, y el marcador final reflejó un 1-1 desastroso para los amarillos, que se iban de la Copa del Rey sin ninguna victoria a sus espaldas.

Novelda vs. F.C. Barcelona

Los alicantinos y los catalanes se veían las caras en la temporada 2002-2003. En esa época, la Copa del Rey se disputaba a partido único y en casa del más débil. El equipo de la ciudad condal comenzó adelantándose en el marcador, pero 20 minutos mágicos de los valencianos dieron la vuelta al electrónico, colocando el 2-1. Emparon los de Louis Van Gaal a falta de 15 minutos para el final. Pero el equipo local no estaba por la labor de caer habiendo hecho lo más dificil y, tras una buena jugada que acabó con una espectacular vaselina al portero visitante, los locales pusieron el 3-2 definitivo en el marcador.

Además, esta sonada eliminación venía precedida de otra igual en la temporada anterior. Los culés quedaron eliminados en primera ronda por un Segunda B, el Figueres, en la prórroga tras llegar a los 90 minutos reglamentarios con 0-0 en el luminoso.

Alcorcón vs. Real Madrid

Puede que sea el ejemplo más claro de las sorpresas de la Copa del Rey, y el más recordado a la vez por la afición merengue. El Alcorcón, modesto equipo que militaba en Segunda B, se enfrentó en 2009 a todo un campeón europeo como el Real Madrid, con estrellas en su plantilla como lo eran Raúl, Guti o el nuevo fichaje de la entidad blanca, Cristiano Ronaldo. El partido en la localidad madrileña fue un recital de buen juego y fútbol de los locales a los galácticos. El encuentro finalizó con un contundente 4-0 a favor de los locales. En una noche negra que el Madrid nunca olvidará.