El fútbol femenino va a la huelga

La Champions, la selección y los entrenamientos quedan fuera del paro.

La primera temporada de las Primera Iberdrola fue en los años 1988 - 89 Foto: Flickr

La Primera Iberdrola, la primera división del fútbol español femenino, ha decidido realizar una huelga indefinida. Las fechas del parón, según los sindicatos de: AFE, Futbolistas ON y UGT, serán a partir del 16 y 17 de noviembre. La interrupción de las futbolistas es debido a los bajos sueldos y la ruptura del convenio colectivo.

La semana pasada, las jugadoras decidieron con un 93% de los votos ir a la huelga. Piden tener un convenio colectivo, ser reconocidas como profesionales y que sus derechos laborales se sigan. Además, reclaman un salario mínimo de 12.000 euros anuales, en cambio los clubes solo les ofrecen 8.000 euros.

«Somos futbolistas las 24 horas», dijo Ainhoa Tirapu.

El pago actual de las jugadoras es de media jornada, pero ellas piden un salario completo. «Somos futbolistas las 24 horas», dijo Ainhoa Tirapu, portera del Bilbao. La futbolista que más dinero recibe de la Primera Iberdrola es Lieke Mertens, quien fue Balón de Oro en 2018, 200.000 euros anuales. En cambio, el suelo medio de las jugadoras de la primera división es, aproximadamente, de 700 euros.

“Nuestra postura es que creemos en la sostenibilidad del fútbol femenino», afirmó Rubén Alcaine.

La liga femenina cuenta con dificultades económicas, aunque tenga patrocinadores y derechos de televisión. “Nuestra postura es que creemos en la sostenibilidad del fútbol femenino, que llevamos cuatro años de evolución notable y que esta debe ser progresiva», afirmó el presidente de de la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino, Rubén Alcaine.