El fiscal cita a Cristiano Ronaldo y Xabi Alonso por fraude fiscal

La estrella de la Juventus pidió declarar a través de una videoconferencia, pero el fisco se lo denegó.

La Audiencia Provincial de Madrid ha citado el 22 de enero a los ex jugadores del Real Madrid, Cristiano Ronaldo y Xabi Alonso, para declarar por presuntos fraudes fiscales que ambos realizaron en su paso como blancos. La fiscalía pide dos años de prisión y 18,8 millones de euros de condena para el portugués, y cinco años y 4 millones de euros para el español. Ambos declararán el martes en la sección 17 y 30 de la Audiencia Provincial.

Cristiano Ronaldo ha tenido que volver a Madrid, pese a que no entrase en sus planes. La estrella de la Juventus pidió declarar a través de una videoconferencia, pero el fisco se lo denegó. Aún así, el juicio del portugués solo durará un día como acordó con la Fiscalía el verano pasado, a cambio de pagar una multa de casi 19 millones, por los cuatro delitos cometidos en los ejercicios fiscales de 2011, 2012, 2013 y 2014.

Xabi Alonso, en cambio, se sentará en el banquillo y defenderá su inocencia ante el juez. El fisco pide multas individuales de 4 millones al internacional español, su asesor fiscal y el administrador de la sociedad Kardazli Comercio Serviços de Consultoría e Investimentos LDA, por un acuerdo que los tres hicieron en el año 2009, .

4 años de multa por 2 de cárcel
El futbolista llega a Madrid con la intención de minimizar al máximo la pena carcelaria. Según el diario ABC, el entorno de Cristiano asegura que el objetivo del portugués es sustituir los 24 meses de prisión por 48 meses de multa, es decir, pagar 365.000 euros en cuatro años para esquivar la pena carcelaria. El portugués cuenta con el apoyo de la Fiscalía, con la que llegó a un acuerdo el pasado verano, pero no de la Agencia Tributaria.

Las acusaciones imputaron al  por cuatro delitos de una suma total de hasta 14.768.897 euros: 1,39 millones en 2011, 1,66 en 2012, 3,20 en 2013 y 8,5 en 2014. La estrella de la Juventus alegó, en primera estancia, que era inocente y estaba sentado en el banquillo por factores externos. “Si no me llamara Cristiano Ronaldo, no estaría aquí”, aseguró al juez. Finalmente, el verano pasado, el futbolista admitió los delitos, y llegó a un trato con el fiscal que se consumó en una multa de unos 20 millones de euros.

Alonso
Xabi Alonso será juzgado junto a su asesor fiscal, Ivan Zaldúa Azcuenaga, y el administrador de la sociedad Kardazli Comercio Serviços de Consultoría e Investimentos LDA, Ignasi Maestre. Según la Fiscalía, los tres llegaron a un acuerdo en 2009, para que el entrenador cediese de forma “aparente” sus derechos a la empresa de Maestre, “con la intención de que el mismo obtuviera un beneficio fiscal ilícito”.

Según la investigación, Alonso firmó un contrato para ceder sus derechos de imagen a la empresa de Maestre, localizada en Madeira

La Fiscalía sostiene que la cesión de derechos comenzó en 2009, cuando Alonso completó su traspaso por el Real Madrid y aún era no residente. A partir de 2010, cuando su estado cambió, el ex del Liverpool comenzó a delinquir, hasta 2012.