Íñigo Martínez cambia San Sebastián por Bilbao

Los dos conjuntos vascos entran en conflicto deportivo por el traspaso de uno de sus jugadores insignia.

Estadio de Anoeta, San Sebastián.

El último mercado de fichajes de invierno ha estado marcado por traspasos inesperados. Gran parte de ellos se han producido en las últimas horas. El más sonado ha sido la salida de Íñigo Martínez de la Real Sociedad al Athletic de Bilbao, pero no es el único caso en el que un jugador importante se marcha al eterno rival. Los altos salarios de los jugadores, las cláusulas y la inflación del mercado marcan la tónica del fútbol.

“Me ha sorprendido que Íñigo no elija un equipo que pueda ganar la Champions”, declaró Aperribay, presidente de la Real Sociedad

El puzzle de defensas en este mercado de traspasos se ha completado con dos equipos vascos como protagonistas, la Real Sociedad y el Athletic de Bilbao. El primer conjunto en mover ficha ha sido el Manchester City, equipo que entrena Pep Guardiola, que ha desembolsado los 65 millones de euros de cláusula para fichar a Laporte, que era central del Athletic. De esta manera, el club rojiblanco necesitaba reforzar la posición que ha había quedado vacante, por lo que aplicaron la cláusula de 32 millones de euros de Íñigo Martínez, el que era jugador franquicia de la Real Sociedad. Para el equipo donostiarra, la baja de uno de sus capitanes, y a menos de 48 horas del cierre del mercado, ha provocado un conflicto entre las dos entidades. Algo que tampoco ha sentado bien a la afición de San Sebastián, sus aficionados lo catalogan de “traición”. El presidente de la Real Sociedad, Jokin Aperribay, mostró su enfado con Íñigo Martínez y en rueda de prensa afirmó que “ya es historia”. Con este mensaje ha bautizado la medida en la que la Real Sociedad ofrece a todos los aficionados que no quieran llevar el nombre de Íñigo Martínez en su camiseta, la posibilidad de cambiarla por otra de esta temporada de forma gratuita.

A lo largo de los años, en el fútbol español se han producido fichajes de un equipo a su eterno enemigo. Los más conocidos son el traspaso de Luis Enrique, del Real Madrid, donde era capitán, al F.C. Barcelona. Pero probablemente el más sonado de todos es el de Luis Figo, que pasó de ser la estrella del club culé a la del club blanco. El jugador portugués tuvo que sufrir los pitos en su vuelta al campo azulgrana, día en el que le lanzaron una cabeza de cochinillo, entre otros objetos, mientras se disponía a patear un córner.

Algunos clubes de fútbol, aquellos que en lo deportivo son íntimos rivales, establecen unos pactos de caballero. Aunque queda patente que no en todos los clubes es así. Estos pactos tácitos, totalmente diplomáticos, pero sin firma que los avale, consisten en que un equipo no puede negociar ni fichar a un jugador del conjunto rival. Un caso muy conocido es el supuesto acuerdo que existe entre Real Madrid y Atlético de Madrid.

La Premier League se suma a la inflación
Más allá de las salidas de algunos jugadores a conjuntos rivales, la inflación del mercado futbolístico sigue en crecimiento. Real Madrid y F.C. Barcelona son los equipos que más gastan en España, pero los planteles de la Premier League invierten más que ninguna otra liga. Los más ricos son los dos equipos de la ciudad de Mánchester, el United de Mourinho y el City de Guardiola, que pelean por los mismos jugadores en los últimos periodos de traspasos. El Manchester City ha invertido más de 350 millones para reforzar su línea defensiva. No obstante, plantillas como el Liverpool, el Arsenal y los Spurs han gastado cifras considerables con salarios estratosféricos en jugadores cuyo valor sería mucho menor si se tratara de hace diez años. Los 20 equipos de la máxima división inglesa han batido récords, en este mercado de invierno el gasto es de 456 millones de euros. El desembolso total en esta temporada 2017-2018 en la Premier League llega a 2.063 millones.