Se cumplen 35 años de la vuelta a casa de E.T.

La película se mantuvo como la más taquillera de la historia durante 10 años.

“Mi casa. Teléfono”, una frase que se hizo famosa hace 35 años, cuando se estrenó E.T. El Extraterrestre. Esta es una de las películas mejor valoradas de la historia del cine. El largometraje, dirigido por Steven Spielberg, mantuvo su puesto como filme más taquillero durante 10 años, ya que logró recaudar cerca de 760 millones de euros.

E.T. es uno de los personajes más famosos del cine y consiguió emocionar a muchos de los que han visto la película. Además, es una creación muy personal para Spielberg. Así lo confesó en una entrevista al American Film Institute: “Es una historia sobre mi padre y mi madre cuando se divorciaron, sobre cómo me sentía yo: como un niño corriendo a un amigo para llenar el vacío en mi vida”.

Esta parte de la vida del director queda reflejada en la película. La madre acaba de ser abandonada por el padre. Elliot es un niño triste por la separación de su familia y, como sus dos hermanos, no hace caso a su madre. Es entonces cuando encuentra en E.T. un amigo con el que superar esta etapa de su vida.

Spielberg asegura que fue difícil dar forma al extraterrestre. El padre del personaje fue Carlo Rambaldi, un italiano experto en efectos especiales que también dio vida a los cuerpos de Alien y King Kong. Se llegó a pensar que la apariencia física del personaje iba a dar miedo a los niños, pero, como demuestran los datos del filme, no fue así.

Spielberg quería un reparto joven con el fin de dotar de mayor realismo a la película. Por ello, el actor que interpretó a Elliot fue Henry Thomas, a la edad de 11 años. Asimismo, Drew Barrimore, a los seis años, dio vida a Gertie, la pequeña de la familia. Tras rodar este largometraje, los dos han continuado trabajando como actores.

La banda sonora de E.T. El Extraterrestre, compuesta por John Williams, fue otro de los aspectos más aclamados de la película. El músico logró la Triple Corona: Oscar, Globo de Oro y premio BAFTA a la mejor banda sonora.