‘Plan de fuga’, lo último de Iñaki Dorronsoro

La película es un thriller de robos que estrenó el pasado 28 de abril

Plan de fuga, la segunda película escrita y dirigida por el director vasco Iñaki Dorronsoro, narra la historia de un ladrón que entra en una mafia de exmilitares del Este de Europa para cometer atracos bancarios, pero tiene ciertos percances en sus técnicas de robo y en su vida personal que van desenvolviendo la trama. El protagonista, caracterizado por Alain Hernández, es capaz de resolver todas las dificultades —paradójicamente— ayudado por un policía (Luis Tosar). Incluye, además, una historia de viejas amistades entre un yonqui (Javier Gutiérrez) y Víctor, el protagonista, que, como en la vida real, deja difícil divisar un límite entre el bien y el mal.

La crítica 

El casting de Plan de fuga es de gran calibre: Alain Hernández no es tan conocido como Tosar o Gutiérrez, y, sin embargo, ofrece una actuación del nivel de los más reconocidos. En cuanto a la fotografía: se hace un uso impecable de la luz y un enfoque de las expresiones de los actores que permite que las escenas, de alguna manera, lleguen a hacer sentir al espectador lo que quieren transmitir. La música, por parte de Pascal Gaigne, envuelve la trama asegurando una buena película. Tiene una sonorización espectacular. Sin embargo, para ser una película de acción, escenas de este tipo carecen de fuerza y hay un intento de dar un mensaje sobre el escape a uno mismo y la amistad, pero no llegan a desarrollarse con solvencia.

Plan de fuga es una película que promete entretener y contar una gran historia de policías y ladrones.

Encuentro con Iñaki, Alain y Gonzalo (productor)

Foto: Silencio en la sala

El lunes 24 de abril a las 20:00 h, el director, el protagonista y el productor de la película ofrecieron una charla intimista, organizada por la página web Silencio en la Sala, sobre este estreno. Los tres compartieron experiencias del rodaje, explicaron lo complicado de hacer una película de acción y se tomaron unas cervezas con el aforo que asistió.

Gonzalo Salazar-Simpson, productor de esta película y de las dos partes de 8 apellidos, comentó que el proceso de llevar este filme al cine comenzó hace seis años. Sin embargo, se sentía incapaz de producir el guion de Dorronsoro. Después de tantos años de cambios y adaptaciones para conseguir productoras, el esfuerzo fue puesto a prueba el viernes que llegó a taquilla.

Dorronsoro cuenta que el plan de fuga es tanto de un atraco de un banco como de uno mismo, ese fue el enfoque que le quiso dar a su personaje principal. Para ellos, lo más difícil de rodar fue una escena que tiene lugar en una cámara acorazada y hace uso de una lanza térmica, puesto que lleva muchos efectos especiales. Confesó que prefiere escribir guiones a dirigir películas, porque solo es capaz de comprender y sentir lo que él mismo ha escrito.

Alain Hernández, por su parte, confesó que el papel le hizo mucha ilusión, pero tuvo que someterse a un estricto régimen alimenticio para ello. Contó que Dorronsoro es un buen director, porque, a pesar de que es quien manda en el rodaje, tiene objetivos claros y escucha lo que el resto del equipo de trabajo le aconseja para poder hacer el rodaje armónico para todos.