Mel Gibson regresa del exilio con una historia de paz

Después de diez años sin dirigir, Mel Gibson vuelve con "Hacksaw Rige".

Diez años han pasado desde la última película del director. A pesar del éxito de Apocalypto -nominada a tres Oscars- y de todos los largometrajes que ha dirigido hasta el momento, se vio obligado a retirarse de la industria del cine tras ser acusado de “antisemita”  y “maltratador” por el guionista Joe Eszterhas (Instinto Básico).

En 2011, al cineasta le fue encomendado un proyecto de la Warner Bros sobre la historia de los macabeos. De esta super producción estaba también a cargo Joe Eszterhas, como guionista, quien fue despedido por el director. El escritor, como represalia publicó una larga carta donde acusaba a Gibson de antisemita y de no pretender realizar la película, que se le había encargado. No es la primera vez que el protagonista de Braveheart era acusado de antisemitismo, puesto que en 2004 los judios que participaron en el rodaje de La pasión de Cristo se mostraron molestos por el trato recibido por su director.

Otra de las acusaciones que el guionista de Instinto Básico declaraba en su carta fue la de “maltratador”. El hijo adolescente de Eszterhas, declaró que el cineasta le había confiado en una ocasión sobre su ex mujer, la pianista Oksana Grigorieva, que deseaba violarla y asesinarla.

Gibson no es el primer cineasta de Hollywood a quien unas declaraciones hunden la carrera. Es bien sabido, que la industria de Hollywood castiga el comportamiento antisemita. Uno de los ejemplos mas sonados fue el de los actores Penelope Cruz y Javier Bardem, quienes según el actor y director John Voight “incitaban el antisemitismo”.

Esta es su primera película de guerra 

Su nueva película, Hasta el último hombre, cuenta la historia real de Desmond Doss (interpretado por Andrew Garfield), un médico militar pacifista que participó en la II Guerra Mundial sin coger un solo arma y recibió la Medalla de Honor del Congreso.

El largometraje ha tenido muy buena acogida por la mayor parte de los medios en el festival de Venecia. Periódicos como The Guardian o el Screen Daily elogian la labor del director. Sin embargo, la opinión pública difiere con los críticos cinematográficos. En Twitter, la película no ha gustado mucho, la tachan de predecible y demasiado patriótica.

Su fecha de estreno en los cines españoles será el 7 de diciembre, entra dentro del periodo de selección de los Oscar 2016, por lo que podría ser una de las candidatas a los premios de la Academia, esta sería la tercera nominación del cineasta.