Los Showing Film Awards celebran su VII edición

Estos premios tienen la intención de apoyar y motivar a los jóvenes talentos universitarios aficionados al cine.

Entre versos de Benedetti, continuas referencias a Trainspotting, talento y por supuesto resiliencia se entregaron los Showing Film Awards, más conocidos como los Goya Universitarios, en los célebres cines Callao de la Gran Vía madrileña

La séptima edición de estos premios fue presentada por la humorista Anna Simón, quien logró hacerse con el público, gracias a su entusiasmo y toques de humor, que amenizaron la gala. No obstante, no estuvo sola, cineastas de la talla de Antonio Resines, Santiago Rodriguez, Maribel del Pozo o Carmen Cervera estuvieron allí apoyando al futuro del cine español.

Cada año, la Showing Foundation entrega estos premios con la intención de apoyar y motivar a los jóvenes talentos universitarios aficionados al cine. Cada edición propone un tema común para los cortos, el de este año era la “Resilientes, más libres”, una de las palabras más buscadas en el diccionario el año pasado, pero todavía desconocida para mucha gente. La “resiliencia”, según la definió la presentadora, es “la capacidad de superar situaciones traumáticas o pérdidas y recomponerse”, un tema profundo y difícil de abordar para aquellos que buscaban la originalidad.

La UFV también participó en esta edición
De todos los cortos presentados, solo 15 fueron nominados este año, entre los que se encontraba Get out, el cortometraje realizado por Jaime López Lozano, alumno de Comunicación Audiovisual de la Universidad Francisco de Vitoria (UFV) y protagonizado por Iñigo Lowe. Se trata de una curiosa historia de amor y resiliencia, original e intrigante. Aunque no ganó ningún premio, el director declaró estar satisfecho solo por haber sido seleccionado:”es la primera vez que me presento, estar nominado ya es un premio”.

De los 15 cortos seleccionados, nueve fueron premiados, pero solo tres se llevaron el premio en metálico. La gala abrió con la entrega del galardón por votación popular y de una cámara valorada en 4.000 dólares, que obtuvo la Universidad de Sevilla, con su conmovedor proyecto titulado Nubes viejas. Alberto Saona (director) dedicó el premio a sus abuelos, protagonistas de la cinta.

Los cinco accésits y los tres mejores trabajos fueron seleccionados por un jurado especializado en el tema, compuesto por profesionales del mundo del cine, desde directores de cine documental como Fernando López-Mirones, a guionistas de hollywood como Dan Myrick (La bruja de Blair) e incluso la mismísima Yvone Blake, ganadora de un Oscar y directora de la Academia del cine español.

El Centro Universitario Villanueva y la Universidad de Vigo, doblemente galardonados
Los cinco accésits consistieron en Fotografía, para Cartoixa, del Centro Universitario Villanueva; Montaje, para Tarara de la Universitat de Catalunya; Producción, recogido por la Universidad Rey Juan Carlos por su cortometraje Bayti; Guion, que fue para La abogada del diablo, de la Universidad Complutense y Dirección, recogido por Alejandro Rodríguez, por Fume, de la Universidad de Vigo.

Sin embargo, los grandes ganadores de la noche fueron: en tercer puesto, con 500 dólares en metálico, el cortometraje presentado por la Universidad del País Vasco, El gran equipo, de Andrea Martínez, Iker Maguregi, Jone López y Jon Fernández. Se trata de un emotivo reportaje sobre un equipo de baloncesto en silla de ruedas de Zuzenak.

El segundo premio económico, con otros 500 dólares y una cámara, llegó a Galicia con Inefable de Johny Wolfmor, el segundo de la noche para la Universidad de Vigo. Un fascinante spot sobre la superación de un taekuondista lisiado, que vuelve a entrenar y a competir, rompiendo barreras a pesar de su lesión.

Equipo de ‘The Green Dog Shop’ con su premio a mejor cortometraje.

Pero el último cortometraje galardonado, el gran triunfador, que se hizo con el primer puesto de 5000 dólares, fue The Green dog shop, del Centro Universitario Villanueva, una extrafalaria y desternillante historia sobre un hombre que pierde las ganas de vivir cuando su prometida le deja plantado en el altar, pero que recupera la felicidad gracias al cine y a la anciana propietaria de un videoclub llamado The Green Dog Shop.

El corto fue dirigido por Marcos G.Higueras y Juan Domenech, y protagonizado por Mercedes Aumente y Aníbal Lucas Guillén.

“Pensamos en algo cómico y lo primero que nos vino a la cabeza fue un novio plantado en el altar”, explicó Ana Sastre (directora de producción)

Este grupo de estudiantes madrileños logró hablar de la resiliencia utilizando el humor, un recurso no muy presente en el resto de cortometrajes, la directorade producción del corto, Ana Sastre, explicó que la idea surgió partiendo de ese punto: “pensamos en algo cómico y lo primero que nos vino a la cabeza fue un novio plantado en el altar”. Tanto ella como Juan Domenech confesaron estar realmente sorprendidos con el galardón y muy emocionados.

La ceremonia cerró con el actor Santiago Rodríguez entregando un gigantesco ramo de flores a la presentadora y con el anuncio del tema elegido para la próxima edición, La insensibilidad, nuestro enemigo.